Pragmatismo. Una palabra capital que figura en las cuatro paredes del vestuario de Castalia. Con este talante, el Castellón ha mostrado su versión más competitiva en las últimas semanas, con triunfos en casa ante Las Palmas y Sabadell (y empates en Leganés y Lugo), amén del triunfo clave el pasado miércoles en el duelo directo en Albacete. 

Posiblemente, el juego albinegro no enamore, pero en el fútbol las conquistas se consiguen con victorias y el cuadro orellut ha sumado tres en los últimos seis partidos, con dos tablas y una sola derrota, la sufrida ante el Espanyol. 

La dinámica del equipo es positiva y le ha llevado a salir de la zona de descenso, una franja que los de Juan Carlos Garrido no quieren volver a pisar, en especial en la última jornada. Para conseguirlo, al Castellón le quedan 10 finales. La primera se dirime esta misma tarde (18.15 horas) en Castalia ante un Oviedo que acumula cinco jornadas sin conseguir la victoria, con un balance de una derrota y cuatro empates, el último el conseguido el pasado martes en el Santo Domingo de Alcorcón. 

Así llega

Un contexto que quiere aprovechar el Castellón, que llega al duelo con moral, con Iago Indias y Marc Castells recuperados, pero con César Díaz y Eneko Satrústegui fuera de combate por lesión. A estas ausencias también se une la del atacante Juanto Ortuño

El once albinegro que salte a Castalia podría no diferir en exceso del formado por Óscar Whalley en portería, héroe en el Carlos Belmonte y mejor arquero de la última jornada para LaLiga; Iago Indias en el lateral derecho, aunque podría entrar en el eje de la zaga y ser Adrián Lapeña o Javi Moyano el dueño del carril del 2; Rafa Gálvez y Carlos Delgado pareja de centrales, con Víctor García en el flanco izquierdo. 

Por delante, Gus Ledes podría volver a la titularidad en detrimento de Josep Señé acompañando a un afianzado Yann Bodiger. En la banda derecha se ciernen las posibles variantes, aunque Arturo Molina podría entrar, mientras que Marc Mateu es inamovible en la zurda. En ataque habrá que ver si Garrido apuesta por jugar sin un delantero referencia, con Rubén Díez y Jorge Fernández; o si sitúa al conquense en la banda para dar cabida a un delantero como David Cubillas o Jonatan Soriano. 

El rival

Delante estará un Oviedo que, de perder en Castalia, podría quedarse a solo tres puntos del Castellón y a cuatro del descenso, una situación que dejaría a los asturianos en un contexto parecido al del pasado curso. El cuadro carbayón no renunciará a su estilo en Castelló, con un fútbol ofensivo, elaborado en la medular y de mucha chispa en ataque, que ya sufrió el Castellón en el Carlos Tartiere. 

El equipo del Cuco Ziganda realizará rotaciones y podrían regresar al once Juanjo Nieto, que se reencontrará con su exequipo; Mossa en defensa; Borja Sánchez en la medular; o Sangalli, Nahuel Leiva y Blanco Leschuk en ataque.

Precedentes

Albinegros y azulones se han visto las caras en 27 ocasiones en la capital de la Plana en partido de liga y en 20 de ellas salió victorioso el Castellón, mientras que los asturianos solo se impusieron en tres de ellas. El último envite data del curso 90/91, en Primera, y se saldó con un 1-0 que bien firmaría todo el albinegrismo esta tarde.