La otra Europa League también está en juego... vía la Liga. Tras lograr brillantemente la clasificación para la final de Gdansk, ahora el Villarreal va a centrarse en poder lograr el billete para la Europa League 2021/2022 a través del campeonato doméstico. Pese a que el premio por ganar al Manchester United, el próximo 26 de mayo, es disputar la Liga de Campeones la temporada que viene, nadie en el seno del Submarino se relaja y el propio Unai Emery va a mentalizar a los suyos, desde ya, de que el objetivo inminente es terminar en Liga el 5º o, como mal menor, el 6º.

Dichas dos plazas ligueras otorgan la participación en la Europa League de la campaña venidera, mientras que el 7º se vería condenado a disputar la nueva Conference League, un torneo menor de nueva creación. Es por ello que las cuatro jornadas que restan para concluir el campeonato doméstico se antojan decisivas para intentar terminar 5º ó 6º.

Cuatro finales

El Villarreal afronta en tan solo 15 días cuatro encuentros, los últimos del presente ejercicio liguero, en los que la plantilla de Emery se medirá al Celta (mañana en La Cerámica, 18.30 horas), Real Valladolid (jueves 13, a las 19.00 horas en Zorrilla), Sevilla (domingo 16, a las 18.30 horas en La Cerámica) y Real Madrid (domingo 23, a las 18.00 horas en Valdebebas).

Cuatro partidos muy exigentes en los que el Submarino apurará sus opciones de clasificarse lo más arriba posible y evitar esa nueva competición continental, la Conference, que la disputarán en su mayoría clubs de países cuyo ránking UEFA es muy inferior.

Rotaciones con cabeza

Te puede interesar:

Ahora llega el momento para que Unai Emery ejerza de entrenador, con su habitual calculadora mental en la que dosifica los esfuerzos y reparte los minutos un función del estado físico, y también mental de los futbolistas.

El técnico de Hondarribia tendrá que encontrar el equilibrio perfecto entre realizar onces competitivos y ahorrar esfuerzos para que sus futbolistas más importantes rindan en Liga y aporten al equipo y, a su vez, lleguen con la mayor frescura posible a la final de la Europa League en Gdansk.