Tras el frenesí del pasado jueves, el Villarreal regresa mañana a la competición liguera ante el Celta de Vigo (18:30 horas) con el objetivo de lograr una importante victoria para alcanzar una plaza de Europa League. Un encuentro que se disputará tres días después de lograr el pase a la gran final que se disputará el próximo 26 de mayo ante el Manchester United en Gdansk. Por ello, el técnico del Submarino reconoce que deberá encontrar los futbolistas que estén más preparados a nivel físico y mental: "Tenemos que afrontar el partido con jugadores que no tengan riesgo de lesión y que sean capaces mentalmente de afrontar el partido. La resaca emocional dura un día y la tenemos aparcada".

El Submarino es actualmente sexto con 52 puntos, uno más que el Betis y cuatro menos que la Real Sociedad, que venció el viernes al Elche (2-0). En esta lucha, Emery destaca la importancia de conseguir la victoria: "Tenemos que mantener la distancia con la Real Sociedad y con el Betis, además de los equipos que llegan desde detrás. El objetivo más ambicioso de clasificarnos para Champions vía Liga lo perdimos, mientras el prioritario que era repetir Europa League nos lo estamos jugando en estos partidos". Además, considera clave la solidez en la Cerámica en este tramo final: "En casa no hemos sabido encontrar el punto de rendimiento para ganar en la segunda vuelta por diversas circunstancias, el objetivo pasa por el Estadio de la Cerámica. Jugamos en casa, no están los aficionados pero los sentimos cerca".

Por su parte, reconoce que ahora sí han comentado sobre la posibilidad de jugar Champions el próximo curso: "Hasta ahora no habíamos hablado de lo que suponía llegar a la final y luchar por un título. Jugar la Champions League es una posibilidad real sabiendo de la dificultad".

Unai Emery no podrá contar con Samu Chukwueze tras su lesión ante el Arsenal, pero recupera a Capoue y a Rubén Peña, que arrastraba unas molestias. En Londres, el sustituto del nigeriano fue Yeremi Pino, sobre quién cree que puede ser trascendente en este final de curso: "Creo que los canteranos están cumpliendo con creces lo que les pedimos. Yeremi está dando pasos con el equipo. Todavía tiene que adquirir madurez pero es un chico que transmite energía, ganas y creemos que de aquí a final de temporada puede ser importante".

El rival

Respecto al Celta de Vigo, décimo clasificado con 44 puntos, el entrenador de Hondarribia espera que los "celestes" apuren sus opciones para llegar a competición europea: "El partido requiere una exigencia alta. El Celta es un equipo valiente, que juega muy bien al fútbol, con jugadores de muy buen pie. Están en un gran momento y espero un celta muy motivado para reengancharse a esa pelea europea. Y por último, acerca de la posible baja de Iago Aspas: "Si no está va a ser un prejuicio para el celta, pero prefiero que esté porque me gusta jugar contra los mejores".