Fue el pasado mes de enero cuando hubo una primera toma de contacto y 150 aficionados pudieron presenciar en directo el encuentro de la Copa del Rey entre el Castellón y el Tenerife en el Estadio Castalia. Ahora, cuatro meses y medio después, son algo más de 2.600 los abonados del CD Castellón que vuelven a sentir el cosquilleo del fútbol en directo en el decisivo choque de Liga ante la Ponferradina.

Un encuentro que llega en plena pelea de los 'orelluts' en busca de la permanencia en Segunda División y que ha propiciado que las solicitudes de animar desde la grada superaran las previsiones del club. Aunque en un primer momento iban a ser 4.100 localidades, LaLiga y el club de la capital de la Plana acordaron reducirlas hasta las 2.640.

4

Así ha sido el esperado regreso del público a Castalia GABI UTIEL

Todos los agraciados fueron llegando de manera escalonada al estadio Castalia, tal y como se les había recomendado vía e-mail. Con mascarilla obligatoria y respetando, en la medida de lo posible, las distancias de seguridad. La llegada de muchos de algunos de ellos coincidió con el recibimiento de otro nutrido grupo de aficionados al autobús del equipo, a los que se anima desde hace semanas siempre que se juega en casa.

Y así es como se ha ido estableciendo la nueva normalidad en el fútbol profesional, siendo los abonados del Castellón de los pocos del territorio español que pudieron acceder al campo gracias a la baja incidencia de positivos por coronavirus en la Comunitat Valenciana.