Las Agrupació de Penyes del Villarreal no olvida a Robin Julian Harris, un inglés que se enamoró del Villarreal y que dejó a la afición grogueta sin uno de sus seguidores más fieles el pasado mes de enero. Afincado en Alcossebre tras su jubilación, creció como un incondicional hincha del Southampton, un club modesto que de la mano de Matt Le Tissier también puso en el mapa para muchos españoles al club del sur de Inglaterra.

Al final de su actividad laboral decidió dejar las nubes y las lluvia de su país natal para instalarse bajo el sol y el buen clima mediterráneo. Y allí le surgió el flechazo con el Villarreal. Se enamoró del estilo y la familiaridad de un humilde club de una pequeña ciudad española. Su idilio con el Submarino le llevó a comprarse una casa a escasos metros del Estadio de la Cerámica y vender la que tenía en Alcossebre.

Poco a poco se fue ganando el cariño de la gente del pueblo y se integró en la peña La12. Robin fue habitual de muchos desplazamientos del equipo amarillo, una gran parte de ellos con su amigo Néstor Meseguer. Él le ha traído a Gdansk en un pancarta con su nombre que quiere desplegar en las gradas del estadio, si la UEFA lo permite.

Robin también levantará la Copa. Siempre presente en el corazón del Villarreal.