Más allá de los mensajes motivacionales de Mr. Wonderful, la historia de Antonio Montoya es tan real como estimulante. Toni reside en Burriana, aunque fue en Castelló donde nació hace 46 años con una displasia de cadera que le provoca una importante desviación de la columna: “Se va desgastando el hueso y tendría que ponerme una prótesis, pero conforme estoy puedo defenderme, así que no quiero operarme”. La enfermedad, eso sí, le produce un intenso dolor y le obliga a caminar en muletas, aunque no le impide trabajar como mecánico ni circular a bordo de una moto a 280 kilómetros por hora para proclamarse campeón de España de su categoría.

Antonio asegura que cuando sube en una moto es “otra persona”. Lo cierto es que sobre dos ruedas aparca todas sus limitaciones: “Cambia mi mentalidad. Compito desde hace tres años, aunque siendo un niño ya subí a la primera moto, y no lo hubiera imaginado nunca, pero en la pista no tengo ningún miedo, aunque he tenido caídas a 170 km/h”

Así es Antonio Montoya, un campeón de España de Burriana que camina con muletas y circula a 280 km/h

La vida de Antonio dio un giro de 180 grados cuando cambió la moto de montaña con la de carretera, pues vio de lo que era capaz y no dudó, con el apoyo de su mujer y sus tres hijos, en apostarlo todo por cumplir su sueño: “En casa me han apoyado desde el principio. Me gasté lo que teníamos en casa para poder competir. Comencé a entrenar con una moto de 600 y al ver lo bien que iba a los pocos días ya les dije a los amigos que algún día correría el Mundial”. Ellos, recuerda, “se rieron porque la verdad es que era increíble”, pero lo cierto es que tras vencer el campeonato de España de Handy ESBK ahora va a competir en Le Mans, Mugello y Misano. “Esto no es una exhibición, corremos como cualquier piloto”, defiende.

Sus primeros pasos como piloto los dio tras contactar con la asociación Pilotos Capacitados, que fueron los que le convencieron para que diera el salto a la competición: “Querían comenzar en España porque en el extranjero ya había pilotos discapacitados compitiendo, y la verdad es que me puse a entrenar al cien por cien”. En su primera carrera a quedó en tercera posición, pero más allá de los resultados, Toni se queda con las sensaciones: “De verme apagado y limitado ahora me veo capaz de luchar contra quien sea. Me encuentro bien física y mentalmente”.

“De verme apagado y limitado ahora me veo capaz de luchar contra quien sea”

Entre sus rivales se encuentran pilotos que en la pista compiten como el que más, pero que después van en silla de ruedas o tienen como el burrianense movilidad reducida: “Algunos no pueden ni caminar, pero van tan rápido como yo”. Su equipo está formado por su mujer, que ejerce como mánager, jefa de equipo, encargada de compras, inscripciones… y un compañero que les ayuda, y cuentan con patrocinadores como Maximo Moto. Recuerda como anécdota que en una prueba del Mundial de 2019 recibieron la ayuda incluso de todo un piloto profesional como Alex De Angelis: “Fue muy emocionante porque se puso a llover y al cambiar las ruedas entre mi mujer y yo se acercó a ayudarnos mientras toda la gente que nos veía nos aplaudía por el esfuerzo que estábamos haciendo los dos”.

Antonio Montoya junto a su mujer Ana Belén, mánager y jefa de equipo. MEDITERRÁNEO

Un aplauso que sin duda hacemos extensible desde Mediterráneo y que agradece el protagonista de esta historia con el siguiente mensaje: “Es una carrera de superación. Esto va más allá del deporte. Nos cuesta más que a otros, pero espero que mi ejemplo sirva para que la gente que venga detrás no se hunda en sus problemas, que no se dé lástima a sí misma porque puede hacer cosas que nunca se hubiera imaginado. Los límites nos los ponemos nosotros”.

"Nos cuesta más que a otros, pero espero que mi ejemplo sirva para que la gente que venga detrás no se hunda en sus problemas"

Recuerda que si quieres ponerte en contacto con ‘Mediterráneo’ para ofrecer un testimonio relevante en la provincia de Castellón puedes hacerlo enviando un mensaje privado al perfil oficial del periódico en Facebook, Instagram y Twitter. Pudiendo escribir también al correo electrónico rfabian@epmediterraneo, o si os es más cómodo vía whatsapp, en el número de teléfono 680558577.

Antonio Montoya, todo un campeón sobre ruedas. MEDITERRÁNEO