Víctor Bernad es uno de los máximos exponentes del 'trail running' de la provincia de Castellón. El borriolense cuenta con una gran cantidad de competiciones terminadas y otras tantas logrando clasificarse entre los mejores. Además, es uno de los representantes de la selección valenciana de la especialidad. 

El corredor castellonense prepara a día de hoy una de las competiciones que están marcadas en rojo en el calendario de los mejores atletas. Se trata del Campeonato de España, organizado por la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) y que se celebra en La Palma. Bernad asegura que el objetivo de la selección valenciana, formada por seis atletas, es «intentar subir al podio» aunque es consciente de la dificultad que supone

A pesar de ser una competición de grupo, Bernad explica que «es similar a una prueba individual», pues lo importante es la posición. «El sistema de puntuación va por puestos y puntos, lo que se valora es el conjunto de posiciones», matiza el corredor. 

Las competiciones de 'trail' a estos niveles suelen ser de extensa duración, sin embargo, los entrenamientos no exceden de más de tres horas. Bernad comenta que «el fin de semana sí que son más extensos con incluso unas seis horas de bici o más de tres corriendo». Habitualmente, es el propio deportista el que gestiona su preparación, aunque cuando se acerca una competición importante se pone en manos de profesionales: «Hablo con un entrenador titulado y es él quien me prepara los entrenamientos para centrarme en aspectos más concretos». 

Un deporte como el 'trail' requiere una buena preparación física y sobre todo mental. En este sentido, el de Borriol recalca que «son competiciones muy mentales, no importa tanto la condición física, y si la motivación baja es muy complicado seguir y poder completarlas con éxito».

Buen nivel provincial

Castellón siempre ha sido una provincia con gran afición por el 'trail running' y así lo han demostrado tanto los competidores como las grandes pruebas organizadas en la provincia. «Ahora hay deportistas jóvenes que se han formado directamente en la montaña y eso se nota», destaca Bernad. 

Eso sí, el covid ha hecho estragos y las competiciones que se organizan en la provincia de Castellón, que habitualmente solían ser de gran nivel y un reclamo para los amantes de esta especialidad, han decaído. Sobre eso, Bernad indica que «ha decaído el ánimo organizativo, ya que las restricciones suponen muchos problemas y las organizaciones deciden no hacer competiciones y evitarse problemas».