La temporada pasada del TAU Castelló se recordará como la primera en la que se codeó con los grandes y fue un candidato real al ascenso a la ACB. También lo será por un final fatídico, en el que la ilusión por llegar a la máxima competición nacional se frustró en dos encuentros en los que el HLA Alicante supo secar y, sobre todo, sacar a los castellonenses del partido. 

En su decimosexto año como entrenador del club Toni Ten busca mantener las buenas sensaciones del curso pasado y al mismo tiempo solucionar los problemas de concentración que les perjudicaron en los momentos importantes. El objetivo será «estar entre los de arriba» y para lograrlo se ha mantenido a todos los jugadores clave, excepto Juan José García que fichó por el Aix-Maurienne SB.

Toni Ten y su segundo, Frederic Castelló, han confeccionado una plantilla de once jugadores, apostando por la continuidad de bases y escoltas, aunque renovando casi por completo el puesto de alero y el juego interior.

ÓSCAR ALVARADO 

El base canario volverá a ser la brújula dentro del parqué azulejero. Alvarado cumplió con creces las expectativas puestas en él el pasado curso y su renovación era una prioridad. Su excelente lectura del juego y sus nervios de acero son las principales bazas de un jugador que se sitúa entre los mejores asistentes de la liga y entre los bases que menos balones pierden por posesión. Como asignatura pendiente queda el tiro, especialmente desde el triple, aunque durante las últimas temporadas sus porcentajes han mejorado paulatinamente. 

JOAN FANER 

Joan Faner cumplirá su novena temporada como jugador del TAU Castelló, este año con el extra de ser el capitán. Poco se puede añadir al historial de un jugador que lo ha dado todo por la camiseta del club. Excelente defensor, uno de los mejores ladrones de la competición y muy veloz y efectivo al contraataque. Faner es el base ideal para desatascar y revolucionar un partido trabado. Adolece un poco en el tiro exterior donde se sitúa por debajo del 40 %, aunque en algunos tramos de la temporada registró números muy superiores.

EDU DURÁN

El escolta madrileño jugará su tercera temporada en el TAU Castelló tras afianzarse como una de las estrellas ofensivas de la LEB Oro. Como triplista se ha ubicado entre los máximos y más eficaces anotadores de la liga. Su paso por la ACB le sirvió para adquirir la experiencia necesaria para anotar tiros decisivos como el que le dio la victoria al conjunto castellonense en el último segundo en Coruña. Sus puntos débiles son la defensa ante exteriores más físicos y algunas desconexiones en partidos de mayor dureza. 

JOEL SABATÉ 

El joven escolta benicarlando se gradúo la temporada pasada como jugador del primer equipo. Su aportación no se puede medir con estadísticas, aporta intangibles en ambos lados de la pista, especialmente en defensa a base de intensidad. Rara avis entre los jugadores jóvenes, Sabaté ha sido mejor cuando más importante han sido las citas: en play-offs mostró su mejor versión en ataque, firmando un 55’6 % de acierto en tiros de campo y un 62’5 % en triples.

CALVIN HERMANSON

Alero estadounidense destacado por sus aptitudes ofensivas, especialmente su capacidad como tirador de larga distancia. La temporada pasada no disputó ninguna competición debido a la pandemia, pero pasó ese tiempo trabajando en perfeccionar su lanzamiento. El jugador conoce la LEB Oro de primera mano, debutó en 2018 en el Chocolates Trapa Palencia donde dejó un gran recuerdo. Desde entonces ha buscado potenciar otros aspectos de su juego como la defensa y la capacidad para generarse sus propias situaciones de ataque.

PABLO HERNÁNDEZ

El alero gallego ha sido una de las sensaciones de la LEB Plata y estaba llamando a las puertas del siguiente nivel. Jugador completo y polivalente que puede ocupar las posiciones de 3 y 4 gracias a su fuerza y agilidad. Comprometido en defensa y eficaz en ataque, Hernández registra buenos porcentajes de anotación y también destaca en el apartado reboteador. La incógnita en torno a este jugador es su inexperiencia y cómo pulirá sus habilidades para adecuarlas al ritmo de la LEB Oro.

DAVID HOOK

El joven alero (22 años) tan solo cuenta con un año de experiencia profesional, aunque ya ha sido internacional con Suecia. Destaca por su capacidad e intensidad defensiva y los especialistas aseguran que es «un portento» en este apartado. En ataque aporta fluidez al juego, aunque no está acostumbrado a ser una de las primeras opciones de su equipo; también puede postear ante defensores más pequeños, pero no es su especialidad. Su mayor defecto es su irregularidad y baja fiabilidad en el tiro exterior. 

JORGE BILBAO

Pocas presentaciones hacen falta para Jorge Bilbao, un jugador que los aficionados del TAU sufrieron en los play-offs de la temporada pasada. Bilbao es un guerrero en la pista: defensor de primer nivel, con una gran capacidad para capturar rebotes, generoso en las ayudas y especialista en sacar faltas a los rivales. Pese a que no cuenta con muchos recursos ofensivos puede jugar indistintamente de ala-pívot o de pívot. Su talón de Aquiles es su incapacidad para sumar puntos lejos del aro ya que apenas cuenta con rango de tiro.

ERIC STUTZ

La inesperada salida de JJ García, quizás el mejor jugador azulejero de la pasada temporada, dejó muchas dudas sobre la posibilidad de traer un recambio del mismo nivel. Sin embargo, los números de Eric Stutz le acreditan como uno de los jugadores a seguir en la LEB Oro y un sustituto a la altura del dominicano: promedio de doble-doble y cerca de los 23 puntos de valoración por encuentro. Con trayectoria contrastada en la liga (jugó dos temporadas en Lleida, con un último curso especialmente destacado), se trata de un cuatro con aptitudes para jugar bajo los tableros y de ser una amenaza ofensiva lejos del aro gracias a su acierto en el triple.

KAI EDWARDS

Kai Edwards fue la sorpresa más positiva de la temporada pasada. Llegó en para cubrir una lesión y acabó siendo uno de los jugadores más determinantes. Pívot físico y duro en el poste, muy intenso en defensa y con una gran lectura de las ayudas. En ataque brilla por sus movimientos en el 'pick&roll' y por su altísimo acierto bajo el aro (71.4% en tiros, el mejor jugador de la liga). Su principal problema es su bajo rango de tiro y que la mayoría de sus habilidades se diluyen cuando lo sacan del poste bajo.

DAVIS ROZITIS

Jugador experimentado en la competición, será su quinto año compitiendo en la LEB Oro. El pívot letón destaca por ser muy completo, con gran facilidad para llegar a las dobles cifras tanto en puntos (por sus recursos en el poste bajo) como en rebotes (por su tamaño y envergadura). Llamó la atención de Toni Ten por su juego del bloqueo directo y por su capacidad para generar puntos. Sin embargo, sufre cuando le llevan a la línea de tiros libres, donde anota algo más de la mitad de los que lanza.