Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Jaume Costa desvela los motivos de su salida del Villarreal

Tras 11 años en el club, el defensa valenciano afronta una nueva etapa en el Mallorca, con quien se enfrentará este domingo al Submarino

Jaume Costa desvela en 'Mediterráneo' los motivos de su salida del Villarreal.

Siempre da la cara, nunca se esconde y, como él mismo dice, en la vida todo se soluciona hablando. A sus 33 años, Jaume Costa Jordá (València, 18-03-1988) está viviendo por una etapa atípica de su vida, está experimentando, siendo un veterano del fútbol, que es salir de casa. Sí, como lo leen. Los últimos once años de su carrera como futbolista, es decir, en los que se ha hecho profesional, adulto y padre, el lateral valenciano los pasó como miembro del Villarreal CF, primer en el filial y luego en el primer equipo, a excepción de una cesión al Valencia, club del que fue canterano en su ciudad natal. Es por ello que ahora se le haga raro no ser el capitán en el Real Mallorca, haber tenido que buscarse un piso, hacer un traslado y vivir en Palma.

Es una leyenda viva del club, el 8º jugador con más partidos oficiales con la elástica grogueta de toda la historia, con un total de 267, y el 12º con más encuentros en Primera División (179), además de haber jugado en 2ª A, Copa, Champions League y Europa League, título que conquistó el pasado año siendo uno de los capitanes.

El reencuentro

Un par de meses después de abandonar la que considera su casa, Jaume Costa se enfrentará este domingo con el Real Mallorca al club que llevará siempre en su corazón: el Villarreal de Unai Emery, técnico que curiosamente le hizo debutar en el primer equipo del Valencia, de extremo, cuando era canterano che.

Costa es uno de los cuatro examarillos que forman parte de la plantilla del Real Mallorca y a buen seguro que se emocionará al medirse a su exequipo.

«Siempre será especial jugar contra el Villarreal, aunque se me hará muy extraño», explica un Costa que analiza para Mediterráneo cómo fue su salida en la entidad y cómo afronta el futuro.

Sus orígenes

Lejos queda ya aquel verano del 2010 cuando recaló en el Submarino. «Fue Javi Gracia, el año pasado entrenador del Valencia, quien me trajo al Villarreal y apostó por mi. Me tuvo en el Cádiz --estuvo cedido por el Segunda A-- y la siguiente temporada me abrió la puerta del Submarino. A él le debo tanto... Me une una gran amistad y contacto diario», explica con nostalgia sobre el que fuera extécnico del filial groguet en el ejercicio 2010/11.

«Tras 12 años en la escuela del Valencia fue duro ver cómo no me quisieron allí y fue Javi quien me recomendó a Llaneza y Roig Negueroles, y a base de trabajo y rendimiento he demostrado durante 11 años que no se equivocaron conmigo», argumenta.

Amor por Marcelino

En dos años dio el salto al primer equipo y allí se encontró, en Segunda A, con el entrenador que más le ha marcado en su carrera: Marcelino García Toral. «Él apostó por mi en 2ª A como titular cuando era suplente. Vio un potencial que ni yo veía. Exige mucho, pero gracias a él pude consolidarme como profesional a nivel top», expone. 

El problema con Calleja

Tras muy buenas temporadas en el Submarino siendo titular, tuvo que marcharse cedido al Valencia hace dos años por un problema con el entrenador de aquel entonces, Javi Calleja: «No se fue justo conmigo, hubo alguien que habló mal de mi que todos sabemos quién es, por eso tuve que salir cedido. Me llamó Marcelino para ir al Valencia y ni lo dudé».

«A Calleja no le guardo rencor. Seguro que yo también tengo parte de culpa. No digerí muy bien no ser titular, pero si hubiéramos hablado lo habríamos solucionado. Además, cuando fui a hablar con él, no fue sincero conmigo», dice.

Al respecto, dicha confrontación «me repercutió negativamente la pasada temporada con Emery, ya que tenía una imagen de mí que no era la real». «Por ello tuve que ir a hablar con él para aclararlo y me dijo que partía en igualdad de condiciones. Y así fue, cumplió su palabra y jugué muchos partidos», añade, reconociendo que «el futbolista valora mucho que un entrenador vaya de cara y te traten por igual seas o no titular». «Tanto Marcelino, como Unai y Luis García, al que ya tuve, van de cara y hablan a diario con los jugadores, sean titulares o no».

Su despedida del Villarreal

Y el pasado ejercicio era el último con contrato y, pese a que le hubiera gustado seguir, no pudo ser. «Era lógico que no me renovaran, había otros tres laterales izquierdos, Alberto, Alfonso y Pervis con muchos años de contrato por cumplir. Fue una lástima, porque me hubiera gustado retirarme como jugador en el Villarreal», confiesa un Jaume que considera que «el club y yo hemos crecido de la mano, juntos». «Al poco de subir al primer equipo me encontré con un descenso, pero diez años me he marchado con el título más importante de su historia, la Europa League», destaca.

«No fue fácil porque nunca piensas en dejar tu casa en la que todo lo que has conseguido te lo has ganado en el campo. Estoy orgulloso de todo lo que le he aportado al Submarino. Y le estoy eternamente agradecido al club y a sus dirigentes. El Villarreal siempre será mi casa», finaliza.

Compartir el artículo

stats