Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ATLETISMO

El reto de la Penyagolosa Trails

Esta edición mantiene el recorrido presentado en 2019, salvo en la salida, donde ambas pruebas partirán desde la UJI El itinerario de la carrera ensalza el valor paisajístico y natural de la provincia de Castellón

Ambas competiciones exigen un gran esfuerzo que se ve recompensado con las vistas de la provincia.

Ambas competiciones exigen un gran esfuerzo que se ve recompensado con las vistas de la provincia.

La vuelta de la Penyagolosa Trails está cada vez más cerca. Durante el 15 y 17 de octubre se celebrará la 22º edición de una de las competiciones deportivas más atractivas del panorama nacional. La MiM (60 kilómetros) y la CSP (110 kilómetros) recorrerán paisajes naturales, que serán uno de sus alicientes. A diferencia de años anteriores, la salida de ambas pruebas tendrán lugar desde el mismo punto: la Universitat Jaume I de Castelló, siendo la única modificación en términos generales respecto a la edición del pasado 2019.  

Primer tramo mim y csp

La MiM y la CSP volverán a compartir recorrido en el primer tramo entre Castelló y Les Useres, aunque en esta ocasión, partiendo ambas desde la UJI. La prueba comienza tomando rumbo hacia el Hospital de La Magdalena, punto de referencia para enfrentar la primera gran subida que deja entrever el paisaje de contrastes característico de la provincia y el alto nivel de exigencia que requiere el reto. El Tossal Gros de Castelló cuenta con 2,66 kilómetros de distancia, 234 m+ y un promedio de subida del 9%, datos que ponen de manifiesto el importante esfuerzo y control desde el inicio. A partir de ahí los corredores hacen camino hacia Borriol, alternando tramos por senda técnica, otros más corredores y algunos de pista. Una vez pasada esta localidad, se hará frente a otra subida exigente de 2,55 kilómetros con 236m+, y un 14% de promedio.

El siguiente objetivo será la Bassa de les Oronetes y el camino seguirá por el cauce del Barranc de les Parres antes de iniciar la subida al Mas de Polinàrio. A partir de este escollo, el recorrido hasta el avituallamiento se hace por pista. Tras el avituallamiento, la rambla de la Viuda guiará a los participantes en esta nueva edición del 2021 por una senda hasta el Tossal del Segall, para después bajar hasta el Barranc de les Olles. Antes de llegar a Les Useres, los corredores se enfrentarán a varias subidas estrictas hasta llegar a la falda del pueblo y al tercer avituallamiento, punto donde los caminos de ambas pruebas se separan.

Segundo tramo MiM

Los runners de la MiM afrontan el ecuador de la prueba atravesando el GR33-Camí dels Pelegrins, que recorre los términos municipales de Les Useres, Llucena del Cid, Xodos y Vistabella del Maestrat. 

Una vez pasada la Serra de la Creu, el siguiente punto de referencia será la ermita de Sant Miquel de Torrosselles. Antes de llegar a ella, será necesario subir y bajar el Mas de la Vall. En total, se trata de un tramo de 2,67 kilómetros y 141 m+. De aquí se subirá a la Lloma Bernat, de 4’8 kilómetros y 490m+, que será la antesala de una de las subidas más complejas, tanto física como mentalmente, de toda la carrera: la subida a Xodos.

Tras bajar tanto por senda como por pista, los participantes harán frente a 3,22 kilómetros y 129 m+ hasta llegar a Xodos. Llegados aquí, la prueba habrá dejado atrás 50 kilómetros y quedará la recta final de los últimos 10. 

De Xodos, la prueba arranca por pista para poco después comenzar a subir uno de los tramos más decisivos, el Marinet, un tramo de 3,51 km y 375 m+ hasta llegar al Pla de la Creu. A partir de ahí, se cogerá un camino para adentrarse por la Banyadera en el Parc Natural del Penyagolosa. En él se encuentra el segundo punto más alto de la comunidad y el más ansiado por los participantes: el Penyagolosa. Una vez llegado a la Banyadera, se retoma la senda y un descenso ondulado, que llevará hasta el último gran enclave: Sant Joan de Penyagolosa. 

Segundo tramo CSP

El trayecto hará a los corredores de la CSP subir El Piló, a 704 metros sobre el nivel del mar, justo en el límite entre ambos municipios, con 4,4 kilómetros y 317 m+. Tras esta exigente subida, se desciende hasta Les Foies, se cruza el Barranc del Castell y se retoma el camino hasta Atzeneta del Maestrat, quinto avituallamiento de la carrera.

Una vez dejado el pueblo atrás, los corredores se enfrentan al temido muro, un antiguo azagador que nos encamina hacia la siguiente parada en el antiguo camping de Benafigos, ecuador de la prueba.

La carrera continúa en dirección a Culla, pueblo medieval situado en lo alto de una colina, a 1.100 metros de altura. Para llegar hasta él, el recorrido combina antiguos caminos entre masías hasta el río Montlleó. Una vez cruzado el río, comienza la exigente subida a Penyacalva.

Una vez pasado este escollo y dejado atrás Culla, el recorrido se enlaza con el GR7, uno de los mayores senderos de gran recorrido del país, que llevará por senda hasta el Mas de Campos, punto tras el cual la senda se suaviza a través de toboganes, con sombra y vegetación de carrascas. Este camino termina en la ermita de Sant Bartolomeu, donde se realiza el octavo avituallamiento.

Entre Sant Bartolomeu y Vistabella, el recorrido continúa por toboganes pasando por el Mas de Salvador. Desde Vistabella comienza la bajada al Barranc dels Molins, de ahí nueva subida al Mas de l’Albagés y, tras una pendiente suave, se retoman los toboganes hasta Xodos, donde se encuentra una de las vistas más espectaculares del recorrido: una bajada en pista desde donde se puede avistar el pequeño pueblo a los pies de una gran muela.

A partir de aquí, la prueba llega a los últimos 14 kilómetros. Aunque en Xodos convergen, de nuevo, ambas carreras, la salida de cada una de ellas es diferente, saliendo la CSP por el antiguo camino de Villahermosa, para recorrer la zona baja del Mas de Gargant y llegar al Mas del Collao para afrontar el último reto. 

Con la imponente cara sur del pico del Penyagolosa de fondo, la senda llega a la Fuente del Paso y presenta una última subida al Mas de la Cambreta, a 1.539 metros sobre el nivel del mar, el punto más alto de la CSP. Una vez superado, la meta de Sant Joan de Penyagolosa estará esperando tras más de 100 kilómetros. 

Compartir el artículo

stats