El Villarreal CF es, sin lugar a dudas, kriptonita contra el Manchester United. Sí. Ese mineral radioactivo que anulaba los poderes de Supermán lo tiene el Submarino ante los Red Devils. De hecho, los amarillos nunca han perdido en las cinco ocasiones que se han enfrentado en competición oficial a los ingleses, uno de los clubs más pudientes y poderosos del planeta fútbol. 

Curioso, una entidad multimillonaria, que cada año mejora y mejora más su plantilla, y que todavía no ha sido capaz de derrotar a la Galia del Villarreal. Este miércoles, en Old Trafford, se verán las caras ambos equipos en una apasionante 2ª jornada de la Champions League (consulta aquí cómo están los grupos de la Liga de Campeones).

Cinco veces invictus

Los precedentes entre amarillos y Diablos rojos corresponden las fases de grupos de la Liga de Campeones de las temporadas 2005/06 y 2008/09, cuyos cuatro partidos finalizaron 0-0. En ambas, el Villarreal superó la fase de grupos, mientras que en la primera el equipo inglés quedó fuera de la competición y en la segunda llegó a la final, pero la perdió ante el Barcelona.

El quinto enfrentamiento es el más recordado y la página más grande que nunca haya firmado el Villarreal desde su fundación: la final de la Europa League del pasado ejercicio 2020/21. Después de 360 minutos de fútbol sin haber sido capaces de abrir el marcador, la finalísima de Gdansk terminó 1-1 (Gerard Moreno, min. 29 y Cavani, min. 55), otro empate, pero con la victoria final en la tanda de penaltis, tras 22 lanzamientos, por 11-10.

Dicho éxito corresponde al primer título de la historia del club de la Plana Baixa, obtenido tras un excelente torneo.

Comparativa entre ambos equipos en Champions

Un Súper United reforzado

Pero el de mañana será otro cantar (Aquí puedes consultar qué requisitos necesitas para viajar a Manchester con el Submarino). Este pasado verano, el United se reforzó más si cabe, invirtiendo 140 millones de euros en fichajes. A la millonaria plantilla (esta es la actual plantilla del Manchester) con la que ya contaba su técnico, el noruego Ole Gunnar Solskjaer, le contrataron antes del cierre del mercado al francés Raphäel Varane, por el que se abonaron 40 millones al Real Madrid; el inglés Jadon Sancho, por el que pagaron 85 millones al Borussia Dortmund; y la guinda del pastel fue Cristiano Ronaldo, a última hora, robándoselo a su enemigo de la ciudad, el Manchester City, y a Guardiola, invirtiendo 15 millones en el traspaso a la Juventus, más su astronómica ficha de 30 millones anuales.

Con todo ello, los Red Devils cayeron en el debut de esta Champions en su visita al campo del Young Boys suizo (2-1) --consulta los datos del Young Boys-Manchester United--, por lo que está exigidos en el encuentro de mañana en Old Trafford.

Un bloque de nivel

Las aguas andas revueltas en Manchester tras la eliminación en la Carabao Cup y caer en la Premier League ante el Aston Villa en casa. Pese a ello, Solskjaer confía en un bloque en el que el portero es el español De Gea, la defensa la lidera el internacional inglés Maguire junto a Varane como centrales, con Wan-Bissaka y Luke Shaw como laterales.

En la medular tiene mayor variedad, con Matic, Lingard o Fred como mediocentros, McTominay y Pogba de interiores, Bruno Fernandes, su mejor jugador, de mediapunta y Cristiano, Cavani, Sancho, Rashford o Greenwood arriba.