Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Regional Preferente

Colíderes con orgullo de L’Alcora

Los rojillos son segundos, están invictos y ya han superado a equipos de altura como Vall de Uxó o Burriana

El club de El Saltador está despertando una gran ilusión en una población que sueña con algo grande.

No estaban entre la terna de candidatos a la promoción de ascenso a Tercera RFEF pero a día de hoy no hay un equipo castellonense mejor clasificado en Regional Preferente. L’Alcora es, por méritos propios, una de las grandes sensaciones del primer tramo liguero en la categoría reina del fútbol provincial. Y además lo es con gente que siente L’Alcora como propio. El corazón del L’Alcalatén impone su ley en Preferente

Y no es una frase banal. El conjunto azulejero está compuesto por un nutrido grupo de jugadores del propio municipio, es el caso de Cristian Vilar, Álex, Cris, Marcos, Breto, Pau Andrés, Jony, Rodrigo o Allan, todos ellos clave en los planteamientos del técnico Vicente Pastor

Pero más allá de los jugadores autóctonos de pura cepa, no hay que olvidar a futbolistas que por el tiempo que llevan en el club o por la relación que guardan con el municipio también son considerados como de la casa. Quique Ribes, Joan Cifre, Borja Monferrer o Juan Carlos entrarían en este segundo cupo.

L’Alcora presenta una plantilla que muchas veces juega de memoria, la fuerza del grupo radica en la unión que se respira en el vestuario, un buen ambiente que se manifiesta en el anhelo de muchos jugadores de regresar al club tras pasar una etapa fuera del mismo. 

Y no hay solo un caso. Borja Monferrer regresó este verano procedente del Vila d’Onda, Navalón lo hizo desde el Nules o Allan, que en los últimos cursos defendió las camisetas del Cabanes y del Almazora. Pero hay mas casos; por ejemplo, Cristian Vilar se marchó al Borriol y volvió a sus raíces; más de lo mismo hizo Quique Ribes, que militó en el San Pedro entre otros. Algo mágico sucede en El Saltador que todo aquel que se enfunda la rojilla quiere volver a L’Alcalatén cuando se marcha. 

La fuerza de L’Alcora es tremenda. Pelear por defender el nombre del pueblo y una camiseta bajo la que todos se sienten implicados son argumentos muy a tener en cuenta, junto a los futbolísticos, que este año vuelve a gestionar Vicente Pastor desde el banquillo, es su cuarta temporada consecutiva al mando. Para el míster, también alcorino, es una gran satisfacción contar con un grupo tan motivado y en la presente campaña, más amplio que en las anteriores, algo que ha elevado el nivel del banquillo

Pastor goza de más alternativas este año, un curso en el que su equipo suma 13 puntos tras las primeras cinco jornadas y en el que equipos como Vall de Uxó o Burriana ya han mordido el polvo ante la escuadra de L’Alcalatén. El fútbol es como es, pero la ilusión que se respira en L’Alcora a día de hoy es máxima, el orgullo de competir con tanta gente de la casa también. 

De momento, el objetivo es ir partido a partido y sellar la permanencia cuanto antes para después comenzar a soñar. ¿Será capaz de aguantar arriba en la tabla hasta el final de la temporada el equipo de L’Alcalatén?

Compartir el artículo

stats