Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista con el base de la NBA

Entrevista a Ricky Rubio: "La confianza es clave, soy un jugador más completo"

El base de la selección está viviendo una fantástica etapa en Cleveland, el equipo revelación del campeonato | Saliendo del banquillo está mostrando su mejor versión y firmando algunos de los mejores números de su carrera

Ricky Rubio, en una imagen reciente en la NBA.

Los años de incertidumbre parecen haber quedado atrás para Ricky Rubio (El Masnou, 1990) en Cleveland, su cuarto equipo en tres años. Un destino que parecía condenarle a las sombras (27% de victorias en las últimas tres campañas), se ha convertido en su Shangri La particular, integrado en un grupo rebosante de talento y juventud. Las buenas sensaciones que vivió en los Juegos de Tokio como líder de la selección se mantienen para el base, feliz por recibir estos días en casa a su familia para compartir la Navidad

Queda mucho para acabar la Liga regular, pero los números son impresionantes: (60% victorias, quintos en la Conferencia Este ). Era algo impensable cuando empezó la liga. Treinta partidos es un buen número para ver por dónde vamos, y aunque aún no es hora de hacer balance, comenzamos fuertes y seguimos fuertes. La clave del equipo es la defensa y eso nos ayuda a ser consistentes. Hemos tenido lesiones y gente fuera y creo que uno de los calendarios más difíciles en este inicio de la Liga y aun así, nos hemos sobrepuesto a todo. Eso me hace ser positivo para lo que nos viene por delante.

Solo la pandemia está ensombreciendo el panorama. Creo que hasta siete jugadores están apartados del equipo por los protocolos sanitarios. Se están complicando mucho las cosas, la verdad. Tenemos a varios jugadores y entrenadores afectados. Yo me he puesto la tercera vacuna hace tres semanas más o menos. Hace unos días, me encontré fatal y pensé que lo había cogido, pero era por un virus estomacal que había cogido mi hijo. Nos están monitorizando a todos y estamos entrenando en grupos separados para limitar riesgos.

"Acabar en Cleveland no era lo que esperaba. Pero el equipo está fuerte y me ha demostrado que confía en mí"

decoration

Las previsiones al inicio situaban a los Cavs entre los tres peores equipos de la temporada. El otro día me decían que la ESPN había pronosticado 27 victorias de Cleveland este año y ya llevamos 19. Nos ha salido un 'rookie' muy bueno (Evan Mobley), la conexión y la química entre todos ha funcionado y hemos recuperado a Kevin Love después de dos años con muchos problemas físicos. Al final, creo que todo el mundo ha aportado su granito de arena para que el equipo funcione.

A nivel personal , sus números están al mejor nivel de su carrera: 12,7 puntos, con 34% en triples, 6,6 asistencias y 1,3 robos en 28,4 minutos. Llegué a Cleveland después de un verano en el que me encontré al mejor nivel en la selección, ejerciendo de líder. Eso es lo que intento traer aquí, a un equipo muy joven, que confía en mi experiencia en los finales de partido y eso es importante. Hemos ganado partidos ajustados no solo porque he estado acertado en el tiro sino en la toma de decisiones.

Acaba de superar también la cifra de las 5.000 asistencias en su carrera, que solo han logrado 71 jugadores ¿Cómo lo valora? Esos pequeños logros que voy haciendo conforme avanza mi carrera, te hacen sentirte orgulloso y seguro que es algo que podré explicar a mi hijo o a miss nietos y decirles que yo estuve en estas listas.

¿Podía imaginar algo así cuando se confirmó en verano su traspaso a los Cavs? Acabar en Cleveland no era lo que esperaba. Pasó cuando estaba en los Juegos y no fue una noticia que me motivara o me excitara. Pero tanto el entrenador (J.B. Bickertstaff) como el general manager (Koby Altman) hicieron un gran esfuerzo para convencerme de que querían de mi un gran protagonismo, aunque la situación no era fácil porque venía a un equipo cuyos dos mejores jugadores eran bases. Al final, en el tiempo que llevo aquí, me han demostrado que confían en mí.

 Está a tan buen nivel que muchos lo ven como candidato al premio al sexto hombre. No estaría mal ¿verdad? Pero al final todo esto de los premios individuales son la consecuencia de muchas más cosas. Es un premio al que optan muchos jugadores. Por ejemplo en Miami, Tyler Herro, un jugador que sale del banquillo y podría ser titular en cualquier equipo. Al final, ese premio también lo definirá un poco cómo acaba el equipo y hasta qué punto lo has podido llevar a lo más alto.

"¿El futuro? Mi padre y mu mujer me preguntan y sinceramente no tengo ni idea. Cuando acabe la Liga, decidiré"

decoration

Puede llegar a pensarse que no ha tenido demasiada suerte con los equipos a los que ha ido a parar, equipos de ciudades medianas sin muchas aspiraciones. Quizás es porque todos siempre queremos más. Pero no dejemos de tener perspectiva: llevo 11 años jugando en la NBA. ¿Dime cuántos jugadores españoles los han jugado? Estoy muy contento de llevar tantos años y haber conseguido lo que he conseguido.

A veces, es cuestión de un golpe de suerte…. Siempre lo he dicho. Steph Curry es y será buenísimo, pero si no hubiera sido elegido por Golden State, y lo hubieran escogido los Knicks o Minnesota ¿qué habría pasado? O si no hubiera tenido a Kerr como entrenador, que le ha dado toda la confianza. No lo sabremos. Pero al margen de eso, está claro que se trata de jugador que ha marcado una época y ha cambiado el básquet, la forma de jugar. No solo en la NBA, También en Europa y en resto del mundo. Y eso está al alcance solo de unos pocos. Se podrían contar con los dedos de una mano.

Hace un par de semanas se habló del interés de Golden State por incorporarle y en estos últimos días también se habla de los Lakers, que lo valoran como relevo de Westbrook. ¿No me diga que no le halaga? Mi padre es el primero que me comenta todos esos rumores y lo que le digo siempre es que hasta que no pase, no haga ni caso. No le doy demasiadas vueltas al tema porque al final te saca de lo que realmente estás viviendo. En este momento estoy en un equipo donde las cosas están funcionando realmente bien. ¿Para qué pensar eso ? Y si al final pasa, pues bienvenido sea.

Entre las razones por las que su nombre suena tanto está el partidazo que jugó en el Madison, en el que anotó 37 puntos, su récord personal de anotación en la NBA, y recibió los elogios de Lebron. Fue uno de esos partidos en los que te sale todo, como ante EEUU en los Juegos. Lo disfruté muchísimo. No siempre es así. Ojalá lo fuera, aunque es verdad que cuando estoy entrenando, pienso que puedo estar siempre a ese nivel y trabajo para tener más partidos así.

Usted recurrió a Raül López en su día para que le ayudara a mejorar el lanzamiento y sigue recurriendo a él como asistente para trabajar diferentes aspectos del juego ¿Qué responsabilidad tiene en su evolución? Con Raül hemos trabajado mucho técnica y tácticamente, pero también mentalmente. Ese trabajo está ahí. Soy un jugador más completo en todos los sentidos. Pero el aspecto mental es importantísimo. La clave al final es la confianza y apartar las dudas. Mentalmente ahora soy otro.

 ¿Vuelve a ser feliz y a disfrutar con el baloncesto?  Sí, por supuesto,….aunque es verdad que ahora el baloncesto ya no es tan importante para mí como lo era antes, porque antes lo era todo. Ahora hay otras cosas. Pero también es la consecuencia lógica de épocas y momentos por los que ha pasado mi vida.

 ¿Y fuera de la cancha? Usted admitió abiertamente que lo pasó muy mal con el fallecimiento de su madre en una carta pública en The Player's Tribune. Ser padre me ha ayudado mucho. Hasta que lo vives, no lo entiendes. Es verdad que el primer año fue complicado porque supuso todo un cambio de vida para mí y tienes que adaptarte. Pero ahora que (Liam) va a cumplir dos años lo estoy disfrutando mucho. No lo cambiaría por nada del mundo. Viví momentos malos con la muerte de mi madre y no hay un libro al que puedas recurrir y que te diga cómo pasarlo. Cada uno lo pasa como puede. No soy una persona que exteriorice mucho, pero me costó. Aún hay días que se encuentra a faltar y que cuesta tirar adelante. Liam y mi compañera de viaje (Sara) son los apoyos que me han ayudado a seguir y a superarlo.

Ser feliz depende de hacer felices a los demás. ¿Eso le empujó a impulsar su Fundación? Eso es algo que siempre decía mi madre. Estoy superorgulloso de la Fundación porque está cogiendo mucho empuje, con muchos proyectos en marcha. Acaba de recibir un premio de la NBA por el apoyo a la comunidad. El trabajo que hace es ya más importante que cualquier victoria y me llena muchísimo.

 Este verano acaba contrato ¿Tiene decidido qué quiere hacer? Mi padre y mi mujer me lo preguntan también. Y sinceramente no tengo ni idea. Ni tampoco quiero pararme a pensarlo porque todas las hipótesis, pueden acabar rompiéndose. Es verdad que cuando me traspasaron a los Cavs, pensé, si las cosas no funcionan bien, me vuelvo, porque estaba cansado de ir de un equipo a otro y no luchar por ganar. Ahora eso cambia. Hasta que no acabe la temporada no decidiré cuál será mi futuro.

Marc Gasol acaba de ser noticia con su salida de la NBA y su vuelta a Girona ¿ Le tienta su ejemplo y la idea de volver a jugar a casa? Marc es un jugador especial, que rompe todos los moldes. Siempre lo he admirado muchísimo y ahora aún más. Pero aunque sé que llevo muchos años jugando, aún tengo 31. Creo que me queda algo de cuerda, otros tres o cuatro años espero… El otro día lo comentaba con un amigo, ‘cuando tenga 40 años, jugaré con todos vosotros en el Masnou’. Claro que me gustaría, no sé si con alguna etapa intermedia. Pero eso llegará.

Compartir el artículo

stats