Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA RFEF

La crónica | Iosifov decide para el Villarreal B un apasionante derbi ante el Castellón (3-2)

Dos goles de Arana y el definitivo del ruso decantan la balanza ante un conjunto albinegro que tuvo sus opciones y acarició el empate

Sergio Lozano ante la presión de Bilal durante el espectacular derbi.

El derbi no decepcionó. Villarreal B y CD Castellón han ofrecido en la tarde de este marte un bonito espectáculo, convertido en un bello intercambio de golpes futbolísticos, que se decantó finalmente por el que más acierto tuvo de cara al marco rival, el filial amarillo, quien hizo valer la calidad ofensiva con la que cuenta, llevándose el duelo por 3-2 gracias a la fiabilidad de su 'Killer', Juan Carlos Arana, y la velocidad y talento del ruso Nikita Iosifov, que decantó la balanza al final, dejando estériles los tantos de César Díaz y Yac Diori.

Victoria del Mini Submarino, en partido aplazado de la 13ª jornada, en el que ambos equipos demostraron tener argumentos para estar arriba a final de temporada y tras el que los groguets se sitúan líderes del grupo II. Rápidamente se quitaron las caretas uno y otro conjunto. El Villarreal B quiso el balón desde el pitido inicial, mientras que el Castellón planteó una fuerte presión a la salida del juego groguet, añadiéndole el marcaje al hombre, muy curioso por cierto, del nigerino Yac Diori sobre el talentoso atacante del B, Antonio Pacheco.

El equipo de Miguel Álvarez no encontraba resquicios en el entramado orellut, ni por fuera ni por dentro, y fueron los de la capital de la Plana quienes, a la contra, sí que aprovechaban los espacios. Tras un primer aviso, los visitantes se adelantaron a los 10 minutos de juego, gracias a una rápida contra de Salva Ruiz hasta línea de fondo, cuyo pase de la muerte lo machacó a gol el veterano César Díaz (0-1).

Intercambio de golpes

El tanto albinegro espoleó a los amarillos, que buscaron la réplica con una rápida acción de Arana cuyo disparo se fue por alto, a lo que respondía César Díaz con un latigazo que abortaba Iker Álvarez. No se había cumplido el minuto 20 y el encuentro se había convertido en un intercambio de golpes que tuvo continuidad con un trallazo de Lozano que salvó milagrosamente Álvaro Campos.

El duelo en la medular era espectacular, entre el buen trato de Carlos Adriano o Sergio Lozano por el bando amarillo, como por el manejo de Borja Martínez o el oficio de Dani Torres. Pasada la media hora, Sibille tuvo de cabeza el 0-2 en un córner. Acción que fue un punto de inflexión, ya que a partir de ese instante el Villarreal B dio un paso al frente con la irrupción del triángulo ofensivo Lozano, Colaldo, Pacheco y Juan Carlos Arana. Precisamente este último establecía el 1-1 con el que se llegó al descanso en el 39, tras un cabezazo impecable a milimétrico centro de Migue Leal. Empate justo.

Cada uno con sus armas

El segundo acto arrancó con el mismo guión del tramo final de la primera mitad. Del Moral y Adriano dominaban la medular para los amarillos, con Collado y Lozano como pasadores finales en busca de un Arana con hambre de gol. Aunque en medio de ese dominio Aarón rozó el gol para los orelluts. Un espejismo, ya que en el 54 Arana fusilaba de nuevo a Álvaro Campos, adelantando a un Villarreal B (2-1) que acarició el tercero con un nuevo trallazo del propio Arana que salvó Álvaro Campos a la hora de partido.

Parecía que el Castellón estaba en la lona, cuando los de Sergi Escobar dieron un paso al frente que se tradujo en varias llegadas al área de Iker Álvarez. En una de ellas, tras una acción de segunda jugada, el central Yac Diori, que seguía en área rival, aprovechaba un error del zaguero local Martín Pascual, que al dormirse, el nigerino aprovechó para anotar el 2-2.

El zarpazo de Nikita Iosifov

Quedaban algo más de 20 minutos y los técnicos movieron ficha, buscando el triunfo con Iosifov y Ahn por el Villarreal B y Juanto Ortuño por el Castellón. Un ariete albinegro que tuvo el 2-3, pero su disparo salió alto. Y fue el ruso Nikita Iosifov quien en el 79, tras una acción individual de velocidad y calidad, anotaba el 3-2 tras dejar atrás a varios rivales. Golazo que valió los tres puntos en este bonito derbi.

Compartir el artículo

stats