Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FÚTBOL

Así vivieron el Villarreal B-Castellón sus entrenadores

Miguel Álvarez y Sergi Escobar se marcharon satisfechos con el juego de sus respectivos equipos, reclamando como mínimo un punto los albinegros

Miguel Álvarez (i), entrenador del Villarreal B, y Sergi Escobar (d), técnico del CD Castellón, durante el derbi del pasado martes.

Los dos entrenadores coincidieron en que se pudo ver un gran derbi el pasado martes entre el Villarreal B y el CD Castellón, con triunfo para los amarillos por 3-2, un duelo disputado por dos equipos que darán mucho de que hablar esta temporada en la Primera RFEF.

Ganó un Villarreal B con muy buena pegada y que se supo sobreponer a los golpes recibidos. Y mereció más suerte el Castellón, que claudicó ante un valiente filial amarillo que dio el último golpe y se llevó el botín de los tres puntos.

El entrenador del CD Castellón, Sergi Escobar se marchó disgustado por la derrota, pero contento por cómo le supo jugar el Castellón a un Villarreal B que se apuntó los tres puntos y recuperó el primer puesto de la clasificación. Bajo su punto de vista, «merecimos más porque hicimos un muy buen partido ante un grandísimo equipo. Éste es el camino a seguir, a pesar de la derrota que hemos encajado».

Además, reconoció el almassorense que «por ocasiones de gol y juego, lo mínimo que merecimos fue empatar. En los 30 primeros minutos conseguimos desactivar a un Villarreal B que tiene un gran equipo, que tiene un grandísimo entrenador que lleva haciendo un extraordinario trabajo en los últimos años».

Reconocimiento al rival

Muy contento se mostró Miguel Álvarez, entrenador del Villarreal B. «Ha sido un partido muy interesante que llevábamos mucho tiempo sin jugar, pero ha salido un encuentro muy atractivo del primer al último minuto. Ganar siempre te hace feliz», destacó el preparador jienense. Siguió analizando el partido y reconoció Miguel Álvarez que «hemos sufrido mucho en el inicio. El Castellón es un equipo valiente y no supimos salir de su presión. Nosotros, sin balón, somos menos equipo».

Destacó que la segunda parte fue de locos. «El Castellón nos empató cuando teníamos el partido donde nosotros queríamos. Ellos tienen mucha calidad y en una acción nos pusieron el 2-2. Nos repusimos del golpe y en una gran acción Nikita Iosifov anotó un golazo que fue definitivo», expuso.

Compartir el artículo

stats