Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seis Naciones (4ª jornada)

Hitchcock y el rugby

El Seis Naciones se decide en el último partido de la última jornada, el que medirá en París a Inglaterra y Francia. Si los galos ganan, serán campeones | Si los ingleses vencen, Irlanda podría hacerse con el título.

Un momento del partido entre Irlanda e Inglaterra. Reuters

El 16 de octubre de 1999 España jugó su último partido en un Mundial de rugby. Las Leones se despidieron regando el gaznate con whisky en Murrayfield, Edimburgo. Desde entonces, jugar al rugby en España ha sido, como sostiene Javier Bardem (internacional júnior con el XV del León), como "ser torero en Japón". Pues resulta que ya tenemos fecha de regreso a una Copa del Mundo, en este caso en Francia. Será el 9 de septiembre de 2023 en Aquitania, en la bella Burdeos. Y nos mediremos a Irlanda. Cambiaremos el whisky por un delicioso Château Lafite Rothschild, aunque se avecina un tercer tiempo a golpe de Guinness ‘Sweet Caroline’ con los de la isla Esmeralda. España regresa al Mundial tras ganar a Portugal en Madrid y domesticar a rumanos y rusos anteriormente.

Dicho esto, regresemos a nuestros quehaceres habituales en esta columna: el 6 Naciones. Cuarta jornada con derrota de Inglaterra ante Irlanda en Twickenham. En rugby no funciona aquello de Helenio Herrera de que se juega mejor con uno menos. Los ingleses perdieron al gigante Ewels a los dos minutos por roja directa y remaron contracorriente 78 minutos, llegando a empatar a la hora de partido. Pero se desfondaron en los instantes finales encajando dos ensayos. El partido dejó dos lecturas. Nunca apuesten contra Inglaterra cuando las cosas se complican porque ahí saca su mejor versión. La otra, Irlanda no es fiable por más que pueda ganar el torneo. Llamó la atención cómo el inglés Ellis Genge le hacía un traje al inabarcable Tadhg Furlong en melé.

 Ha querido el destino que los de verde, tras ganar en 'Twickers' a los hijos de su graciosa majestad, estén en manos de ellos para ganar el 6 Naciones. Porque los ingleses cierran el torneo en París el sábado (21:00) ante Francia. Si ganan e Irlanda hace lo propio en Dublín con Escocia, los de verde serán campeones. Pero si gana Francia, torneo y Grand Slam para los 'Bleus'.

Inglaterra ha perdido dos de los cuatro partidos que ha jugado. Ante Escocia, la Calcutta Cup, y con Irlanda. Lo que invita a pensar que caerá ante una Francia burbujeante. Pero en este 'Le Crunch', el clásico entre la rosa y el gallo, Inglaterra recupera protagonismo como juez del torneo y en Francia, no es champagne todo lo que reluce. Ante una Gales previsible sufrió para ganar un partido que casi pierde (9-13). Cierto es que el despliegue de segunda cortina de la línea gala, con los señuelos de Danty y el apoyo interno de Villiere, es majestuoso. Pero también que el parcial de la segunda mitad en Cardiff (0-3) no invita al optimismo ante una Inglaterra rocosa e indescifrable.

Además, Italia se llevará la cuchara de madera tras caer ante Escocia. En los últimos años, el 6 Naciones se ha decidido con suspense siempre en el último partido del torneo. Un final digno del mismísimo Alfred Hitchcock, aficionado al rugby y amante del boxeo. 

Compartir el artículo

stats