Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FÚTBOL SALA

El Peñíscola desperdicia dos goles de ventaja en Benavente y la eliminatoria llegará abierta al partido de vuelta (3-3)

La eliminatoria llegará igualada al partido de vuelta que se jugará el sábado a las 16.30 horas en el Municipal de Peñíscola

La eliminatoria llegará igualada al partido de vuelta que se jugará el sábado a las 16.30 horas en el Municipal de Peñíscola Mediterráneo

El Servigroup Peñíscola Globeenergy desperdició la oportunidad de dar un gran paso adelante en la eliminatoria contra el Atlético Benavente en un partido que finalizó empate a tres. Los del Baix Maestrat, que ganaban 1-3, vieron como los locales les empataron en los instantes finales y dejan la eliminatoria abierta de cara al partido de la semana que viene, el sábado a las 16.30 horas en Peñíscola.

El choque arrancó por pocas ocasiones por parte de ambos equipos. El marcador se abrió a los seis minutos con el 1-0 favorable al Benavente después de que preciado marcase en el mano a mano con Mati Starna. Trató de reaccionar al marcador adverso el Peñíscola con un lanzamiento de Igor que detuvo Dani Simón. Rahali también buscó la portería con un potente disparo que se marchó fuera. También Pani puso a prueba al portero en un intento de Pani desde unos doce metros que despejó el portero.

No conseguía superar a Simón el Peñíscola que lo continuó probando en intentos de Orzáez y Pani. Gauna estuvo a punto de marcar en un remate al segundo palo en un saque de banda de Orzáez. Los peñiscolanos merecían el empate y seguían con ocasiones; Guana falló una clarísima ante el portero a pase de Pani. Al fin, a cinco del descanso, llegó el 1-1 en una acción de saque de banda en la que Orzáez puso el balón a la frontal del área y Pani golpeó cruzado de primeras para empatar.

Con el empate Benavente, que hasta el momento solo había rematado a portería en el gol, sacó el portero-jugador. Aitor puso a prueba a Starna que paró un disparo peligroso. Siguió la igualdad y el partido se marchó al descanso con tablas.

La segunda parte no pudo comenzar mejor para el Peñíscola avanzándose 1-2 con un gol de Orzáez sacando un saque de esquina que tocó en un defensor e introdujo el balón en el interior de la portería. Unos segundos después Lucas Francini marcó el 1-3 con un gran remate de cabeza.

Se le puso muy de cara al Peñíscola que pudo marcar el cuarto en un disparo a la media vuelta de Erick. Benavente trató de tener más dominio de la pelota y dominar el juego, aunque la defensa de los pupilos de Santi Valladares era superior al ataque zamorano. No lograban los locales encontrar la portería amarilla, la del Peñíscola, pero sí los visitantes la local. El Peñíscola desperdició un remate de Saladié y un mano a mano de Gauna solo ante el portero.

A siete del final Pani tuvo una ocasión clarísima para el 1-4 que sacó un defensor milagrosamente. Respondió Pablo Ibarra con un disparo buscando la escuadra que se marchó fuera. El marcador continuaba 1-3 a cinco minutos del final y parecía que el Peñíscola tenía el partido controlado pese a que la posesión era del conjunto de Benavente.

El conjunto local sacó el ataque de cinco. No obstante, el 2-3, que llegó en el minuto 38, fue en una acción de Charlie disparando desde el costado, Starna no pudo atajar la pelota y se introdujo en su portería. La cosa no acabó ahí y llegó el 3-3 a 43 segundos del final con un gol de Malaguti con un potente disparo fuerte arriba. El partido finalizó con ese resultado, claramente con mejores sensaciones para el Benavente que para el Peñíscola.

Compartir el artículo

stats