Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INSTALACIONES

Alerta ante el grave deterioro del campo de Gran Vía de Castellón

Los usuarios critican el mal estado del terreno de juego, irregular y con agujeros, entre otras importantes deficiencias

Alerta ante el grave deterioro del campo de Gran Vía de Castellón

Alerta ante el grave deterioro del campo de Gran Vía de Castellón Gabi Utiel

Para ver este vídeo suscríbete a El Periódico Mediterráneo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Alerta ante el grave deterioro del campo de Gran Vía de Castellón Juan Francisco de la Ossa

El campo de fútbol de Gran Vía, uno de los más antiguos de la ciudad de Castelló, presenta un deterioro alarmante generalizado. Firme irregular, agujeros en el viejo césped artificial, bocas de riesgo al descubierto, agujeros en las redes de porterías u zonas que delimitan las instalaciones, albornales desplazados y/o levantados y unos vestuario también muy estropeados alertan a sus usuarios, principalmente equipos de fútbol base, que claman contra el mal estado, solo mejorado en los últimos años con pequeñas intervenciones. Los futbolistas que allí juegan y entrenan esperan que este verano, por fin, el Patronat d’Esports lleven a cabo la profunda reforma prometida desde hace tiempo.

Actos vandálicos

El complejo deportivo, ubicado en el sur de la capital de la Plana, es uno de los más antiguos de la ciudad. El Ayuntamiento de Castellón, en 2009, promovió la mejora total de las instalaciones; entre ellas, la instalación del césped artificial en un campo de fútbol que por entonces era de tierra y que ni siquiera contaba con la oportuna homologación de la Federació de Futbol de la Comunitat Valenciana. La inversión superó los 850.000 euros pero, desde esa reforma integral, apenas si se han ejecutado pequeñas intervenciones en un complejo que tiene una particularidad respecto a otras instalaciones deportivas municipales (Gaetà Huguet, Chencho, Rafalafena, Ciutat Esportiva de Castelló...): son bastante accesibles a todo el mundo, lo que agrava su deterioro, al ser utilizado por cualquier persona, en ocasiones con fines muy poco cívicos: Mediterráneo ya les ha ido contando, puntualmente, que Gran Vía ha sido objeto de diversos ataques vandálicos y botellones que han causado suciedad, desperfectos..., con el consiguiente riesgo de lesiones.

De la misma forma, este diario ya público una información, en noviembre del 2017, sobre el prematuro envejecimiento del complejo deportivo. Diversos usuarios del mismo han confirmado a este periódico que en estos cuatro años y medio transcurridos, las mejoras y arreglos han sido puntuales y de poca consideración. «Han sido solo parches», definen.

El Patronat d’Esports ha trasladado a CD Tonín y Sporting de Castelló, los principales usuarios de Gran Vía en entrenamientos y partidos, que este verano sí contempla una profunda modernización. «Pero son varios años ya escuchando la misma promesa sin que hasta ahora la hayan hecho», comenta uno de los deportistas que acuden semanalmente allí.

¿Después del Ciutat de Castelló?

Hay que recordar que hace apenas unos meses, en el entorno de Gran Vía, el Ciutat de Castelló acaba de sufrir un profundo lavado de cara, con motivo de la celebración del Campeonato del Mundo de Balonmano Femenino (Castelló fue una de las sedes de las dos primeras fases, en diciembre).

Por ese motivo, el pabellón recibió una fuerte inyección económica de cerca de 750.000 euros, de los que 330.000 corrieron a cargo del Consejo Superior de Deportes. A pocos metros, Gran Vía espera recoger el testigo para optimizar su oferta deportiva en la zona meridional de la capital. 

Compartir el artículo

stats