A falta de una semana para la celebración del Campeonato de España de Freestyle Motocrós en la Plaza de Toros de Castellón, vamos teniendo más detalles sobre la organización de la prueba.

 

Una de las grandes novedades será la utilización de una rampa hinchable, diseñada por el piloto noruego Stig Froseth, que supone una gran innovación en la seguridad de los pilotos. Esta rampa denominada Airbag landing tiene unas dimensiones de 7´6 metros de ancho por 14´8 metros de largo y 4´4 de altura, siendo considerada optima para la seguridad de los pilotos.

El freestyle ha ido evolucionando de una manera radical en los últimos 20 años, y de forma paralela lo han hecho los materiales tanto en las motos y equipamiento de los pilotos como en las infraestructuras de las pruebas deportivas. De las antiguas rampas de tierra se pasó a rampas metálicas, siendo Castelló la primera ciudad de España en realizar una prueba de Freestyle indoor con rampa metálica, en el Pabellón Ciutat de Castelló en el año 2008.

Rampa en el Ciutat de Castelló en 2008. Mediterráneo

La rampa metálica evolucionó a una rampa desplegable transportable en remolque, usada en el freestyle de 2014 en la plaza de toros de Castellón.

 

La gran novedad

Y ahora llega la gran novedad de la rampa hinchable, que ha sido homologada por la Real Federación Española de Motociclismo y que permite evitar lesiones graves de los pilotos en caso de una mala recepción.

 

Los pilotos saltan impulsados desde una rampa metálica y en su vuelo deben hacer complicadas piruetas. Estas figuras cuentan con unos coeficientes de dificultad, como los saltos de natación, y una puntuación por la calidad o perfeccionamiento de su ejecución. Pero el problema está en el aterrizaje de los pilotos, ya que la moto no siempre se encuentra en el lugar esperado y se han dado casos de lesiones de importancia al aterrizar con la moto cruzada o mal posicionada.

 

Para mejorar la seguridad de los pilotos, Castelló estrenará en esta edición una nueva rampa hinchable, que amortigua las caídas y facilita las recepciones. Se trata de una rampa que cuenta con ventilación continua, y ese aire permanente entrando y saliendo regula la tensión y la dureza de la rampa de recepción.

 

Sin duda un gran avance en la seguridad del Campeonato de España, que permite a los pilotos arriesgar al máximo en la ejecución de sus figuras en la lucha por el titulo nacional.