Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tourmalet

El Tourmalet: ellas cogen el relevo

El Tour Femmes comienza este domingo en París con los mismos patrocinadores y estructura que la ronda francesa masculina | El Movistar acude con la principal favorita, Annemiek van Vleuten, pero con una sola corredora española, aunque el UEA de Pogacar lo lidera la mallorquina Mavi García, que luchará por el jersey amarillo

El pelotón femenino.

Ellas toman el relevo a partir de este domingo. Ellas llegarán antes que los chicos a los Campos Elíseos de París y tendrán el honor de pisar el podio que luego esperará a Jonas Vingegaard. Y ellas vestirán los mismos ‘maillots’, las seguirán las mismas cámaras, llevarán delante para protegerlas del tráfico abierto a los mismos gendarmes y por detrás los mismos coches rojos que han cuidado durante tres semanas que todo saliera lo mejor posible, entre Copenhague y París.

Será todo un poquito más pequeño, las etapas son más cortas y compiten 8 en vez de 21 días. Los equipos están formados por seis ciclistas en lugar de ocho y las infraestructuras, por lo tanto, mueven algo menos de personal. Se denomina el Tour Femmes y, aunque no es la primera vez que se disputa una ronda francesa femenina, y si no que se lo pregunten a Joane Somarriba (tres victorias en Francia cuando la carrera se denominaba la Grande Boucle porque los promotores no podían utilizar el término Tour), sí es la primera ocasión que la carrera se mueve con la misma estructura, la misma organización y proporcionalmente con los mismos medios que el Tour masculino.

A pasos agigantados

Sería una pena olvidarlas porque el ciclismo femenino está creciendo a pasos agigantados, siguiendo el ejemplo de otras disciplinas como el fútbol. Quiso el Tour, además, dotar a las mujeres proporcionalmente de los mismos premios que los hombres reciben por sus éxitos en el Tour. No ganará lo mismo la corredora que acabe el domingo 31 de amarillo en la Superplanche des Belles Filles que Vingegaard, pero sí que recibirá idéntico dinero al que se llevaron los hombres durante las primeras ocho etapas del Tour.

Ellas se moverán entre el llano que rodea a París, por las cuestas de la Champaña francesa, harán una incursión por tierra, sin asfalto, entre viñedos y el fin de semana llegará la montaña en los maravillosos Vosgos y sus paisajes.

Las diferencias del pasado

Hace muchos, muchos años, antes de que Somarriba ganase en Francia, cuando Miguel Induráin comenzaba a empeñarse en que era posible llegar de amarillo a París, en que había tal diferencia entre el ciclismo femenino como la noche y el día o como ser pasajero de un tren de alta velocidad o de un vagón tirado por una locomotora de vapor: viejos coches para la dirección deportiva, ropa preparada exclusivamente para hombres que las ciclistas adaptaban como podían a sus cuerpos y bicicletas que ahora siquiera formarían parte del departamento de gangas de ciclismo de unos grandes almacenes.

Así era imposible que triunfaran, sin visibilidad televisiva (el Tour Femmes se verá en España por Teledeporte y Eurosport), sin patrocinadores con cara y ojos, con poquísima competición, sin sueldos ni seguridad social, viajando a las carreras en coche en vez de avión. Ahora se verá buena parte de los ‘maillots’ que han animado el Tour durante tras semanas: Trek, Movistar, Jumbo, DSM, UEA, BikeExchange, Cofidis, EF y Arkéa y hasta la caravana publicitaria precederá a las corredoras para que los espectadores que se animen a esperarlas en las cunetas tengan algo más que contar.

El caso español

Entre estos equipos figura el Movistar, que además lleva a la principal favorita a la victoria, la neerlandesa Annemiek van Vleuten, ganadora del Giro. Sin embargo, solo traen a una ciclista española (Sheila Gutiérrez). Tal vez, en apoyo del ciclismo local femenino, habría estado mejor inscribir a alguna otra compatriota de Gutiérrez porque las mujeres ciclistas españolas todavía necesitan apoyo y empuje. Solo participan cuatro corredoras nacidas al sur de los Pirineos, aparte de Gutiérrez, concurren Sandra AlonsoAne Santisteban y Mavi García, tercera del Giro, en el UEA de Tadej Pogacar, y que luchará con todas sus fuerzas por el jersey amarillo.

Compartir el artículo

stats