Los equipos provinciales de competición nacional o regional empiezan, poco a poco, a calentar motores para el próximo curso liguero. Y los encargados de impartir justicia, los árbitros, también. Esta próxima temporada 2022/2023, un total de 206 colegiados y colegiadas, entre las delegaciones de Castellón y Benicarló, impartirán justicia en encuentros oficiales tanto a nivel nacional, provincial como regional. De hecho, en la capital de la Plana hay listos 195 árbitros para impartir justicia, por los 11 de la delegación en el Baix Maestrat. 

La campaña 2021/2022 resultó exitosa para la delegación de Castellón. Desde que Enrique Lluna Aparisi está al frente de la misma (ocho años), nunca se habían producido tantos ascensos bajo su mandato: 16. De ellos, uno a Segunda Federación (el de Borja Guijarro Colomer) y dos a Tercera Federación (los de José Ortiz Montesinos e Iván Sánchez Agramunt). Aparte se produjeron cuatro ascensos a Regional Preferente y nueve a Primera Regional, entre ellos los de dos mujeres. 

En Benicarló, con Miguel Bosch Doménech como nuevo delegado después de sustituir a Juanma Marzá por jubilación, se mantiene la misma tónica. Pese a ser una delegación pequeña, cuenta con un árbitro en Segunda Federación (Alberto Cornelles Vicente) y otro en Tercera Federación (Rafael Bueno Miralles), al margen de un colegiado en Regional Preferente (Ali Ezaydy Boulman), seis en Primera Regional y dos en Segunda Regional. Cursillistas aparte. 

Castellón aspira a más

La delegación provincial quiere subir árbitros al fútbol profesional. Hace justo 20 años que Juan Ansuategui Roca colgó el silbato en Primera División; y unos cuantos más desde que José Vicente Granell Gil se tuvo que retirar por edad, en Segunda A. En la extinta Segunda B llegaron a militar Antonio García Castillo, Miguel Bosch Doménech, José María Gil García y el segorbino Iván Muñoz Pérez, quien, al finalizar la temporada última, se retiró por imperativos de la edad, como está establecido. 

En estos momentos, los árbitros de mayor rango son tanto el castellonense Borja Guijarro Colomer como el benicarlando Alberto Cornelles Vicente, quienes están en Segunda Federación, junto al árbitro asistente Adrián Dolz Martínez; mientras que en Tercera Federación hay seis colegiados para esta nueva temporada: los hermanos Pablo y José Ortiz Montesinos, así como Pablo García Archilés, Fernando Navarro Collados, Rafael Bueno Miralles y el también ascendido Iván Sánchez Agramunt. La pérdida, en esta categoría, es la de Javier Loscos Portas, quien ha decidido abandonar el mundo del arbitraje, a pesar de ser uno de los más jóvenes y talentosos colegiados de la provincia.

Una liga competente

En la categoría de Regional Preferente, la plantilla arbitral de esta campaña será de 16 (15 de Castellón), de los cuales cuatro han logrado el ascenso desde la Primera Regional. Y en la Primera Regional habrá 28 colegiados (22 de la capital de la Plana) entre las dos delegaciones, después de sumar el ascenso de siete, más dos árbitras. Finalmente, en Segunda Regional habrá 50 colegiados (solo dos de la delegación del Baix Maestrat), junto a tres árbitras. El resto, hasta un total de 206, corresponden a árbitros asistentes o a colegiados de Segunda Regional Juvenil.

Hay que recordar que en poco más de un mes todo el fútbol regional y nacional estará compitiendo: la Regional Preferente arranca el 4 de septiembre y la Tercera Federación lo hará el 11, mientras que la Primera y Segunda Regional iniciarán el día 18.