Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL B

El Villarreal B destroza al Racing de Santander en la prolongación (0-2)

Pablo Íñiguez en el minuto 92 y Juan Carlos Arana en el 93 le dan tres putos de oro al filial ‘groguet’

El delantero canario Juan Carlos Arana, que salió mediada la segunda parte, firmó el 0-2 en el minuto 95. LALIGA

Javi Ontiveros forzó un saque de esquina en el minuto 92. Este se sacó y el balón le llegó a Arana, que centró al segundo palo y en el segundo rechace el esférico le llegó a Pablo Íñiguez, que remató el balón al fondo de las mallas para establecer el 0-1. Apenas dos minutos después llegó el 0-2. Golazo de Arana. Vaya descuento más fructífero para el Villarreal B, con dos goles de tres puntos para firmar un esperanzador inicio de temporada en Segunda. Además, tiene su mérito el triunfo teniendo en cuenta que el Racing de Santander era muy potente en su feudo y hasta ayer resistió 550 días sin perder. Atrás queda el 22 de mayo de 2022 cuando el Ebro le ganó (1-3). 

La puesta en escena del conjunto amarillo fue con el once de gala. Con Filip Jorgensen en la portería; Migue Leal y Dani Esmoris en los laterales, y Adrián de la Fuente y Pablo Íñiguez en el eje de la zaga; por delante Carlo Adriano, Alberto del Moral y Sergio Lozano en la línea medular; delante Haissem Hassan y Diego Collado en los extremos, y como referencia en el ataque Fer Niño. 

Los veinte primeros minutos del partido fueron para el filial amarillo. Mucha posesión, buena circulación del balón en el centro del campo a cargo de Carlo Adriano, Alberto y Sergio Lozano, y con dos llegadas peligrosas a los dominios del meta manacorí Mikel Parera. Una elaborada acción de Sergio Lozano y Fer Niño rematada con la zurda de Dani Esmoris obligó al cancerbero local a rechazar. Y después llegó un balón largo a Diego Collado, que no acertó.

A partir de ese minuto 20 el que dio un paso adelante fue el Racing de Santander e hizo retroceder al equipo de Miguel Álvarez. Matheus Aias dio el primer aviso (min. 20), rechazando Jorgensen a saque de esquina. Los cántabros se pusieron a tocar bien. Afortunadamente llegaban arriba con claridad, pero todo que daba en eso, en llegar y poco más. 

La segunda parte arrancó sin cambios en el filial y sí una novedad en la escuadra cántabra: entró Marco Camús por Vicente, en el carril izquierdo. La escuadra grogueta volvió a salir presionando mucho al rival, con buenas intenciones, pero sin pisar el área rival.

Susto local

La mejor ocasión del Racing llegó en el minuto 60 con una entrada de Marco Camus por la izquierda que acabó con un tiro raso que rechazó Filip Jorgensen, y el rechace lo remató Matheus Aias y volvió la intervenir el arquero del filial. 

Entre unas cosas y otras se llegó al tramo final con todo por decidir. Llegó la prolongación (cinco minutos) y el partido se volvió loco. Pablo Íñiguez puso el 0-1 a la salida de un córner, tras centro de Arana. Luego llegó la parada de Jorgensen que salvó el 1-1 en el 93 a tiro de Aldasoro. Y con el partido roto, un trallazo de Arana significó el 0-2 en el minuto 95.  

Compartir el artículo

stats