Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Motín en la selección femenina de fútbol

Guerra entre las jugadoras de Barça y Madrid por el seleccionador Vilda

Las azulgranas están descontentas con el nivel de los entrenamientos y los bandazos de Vilda en la Eurocopa, mientras las madridistas se alinean con él y con la postura de Luis Rubiales de mantenerlo en el cargo.

Las tres capitanas de la selección y el seleccionador Jorge Vilda, en el acto de homenaje a las Sub-20. EFE

La selección española femenina de fútbol sigue viviendo días complicados en su seno. Una parte de las internacionales mantienen que Jorge Vilda no es el seleccionador idóneo para liderar este grupo si quieren optar a pelear por títulos y el ambiente está muy enrarecido. Algo que no es nuevo y que viene de antes incluso de la disputa de la última Eurocopa.

Lo llamativo es que el motín está liderado por las jugadoras del Fútbol Club Barcelona, mientras que las internaciones del Real Madrid se han posicionado a favor del seleccionador. Las futbolistas no comulgan con la forma de trabajar del técnico y alegan que los entrenamientos no están a la altura, además de que los bandazos de Vilda, algo que quedó claro en la Eurocopa, no ayudan a estabilizar al equipo.

Motín el lunes, reunión el martes

La selección se concentró el lunes, día en que las capitanas le mostraron su descontento al seleccionador en una reunión privada. El martes Vilda habló personalmente con cada jugadora para conocer su parecer y ahí quedó de manifiesto la discrepancia entre las azulgranas y las madridistas. El malestar se elevó a la cúpula de la Federación, donde su presidente se posicionó aprovechan el acto de homenaje a las Sub-20, que han quedado campeonas del mundo. En el acto participaron las jugadoras y Paredes, Guijarro y Jenni, las tres capitanas, participaron junto a Vilda en el pasillo de homenaje a las jugadoras que ganaron el Mundial. Las caras evidenciaron el momento tenso que se vive en el grupo.

Luis Rubiales aprovechó para respaldar al seleccionador, al que ha renovado su contrato hasta 2024 durante la pasada Eurocopa, en la que España cayó en cuartos de final ante Inglaterra, finalmente campeona del torneo. "Esta Federación ha apostado por el femenino. Recuerdo una llamada de Vilda en plena pandemia para seguir invirtiendo en esta parcela. Y se hizo. Se tiene a los mejores entrenadores, los resultados llegan. Estoy seguro que también llegará en la absoluta”, advirtió con tono categórico Rubiales. Hasta el seleccionador Sub-20, Pedro López, quiso alinearse con su compañero ante el inesperado motín de sus jugadoras: "Esto también es cosa de Vilda. Siempre ha estado ahí, apoyando y ayudando".

España jugará el viernes y el martes dos partidos clasificatorios para el Mundial de Australia Nueva Zelanda del próximo verano ante Hungría Ucrania. Para evitar males mayores las jugadoras no concederán entrevistas individuales más allá de la rueda de prensa previa a los partidos que ofrecerán el jueves y el lunes el seleccionador y una jugadora. El plan de Jorge Vilda, tras el respaldo del presidente de la RFEF, es cumplir lo que tiene firmado y esperar que las aguas se tranquilicen tras este motín que corona una situación que viene de lejos.

Compartir el artículo

stats