Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FÚTBOL PROVINCIAL

El reportaje | Vicente Ferrer, de Moncofa: 60 años de pasión por el fútbol

El exjugador de Moncofa ha dedicado seis décadas de su vida al fútbol, tiempo en el que ha militado en el Artana, Burriana, Moncofa, Torreblanca, Acero, Villarreal o Almazora, entre otros equipos

El mítico exjjugador de Moncofa junto a algunos de sus recuerdos de su etapa como futbolista. M. Á. Sánchez

Vicente Ferrer Isach, vecino de Moncofa, ha estado la friolera de 60 años involucrado en el fútbol. Por ese motivo, en su día recibió un reconocimiento por su gran labor sobre todo con su vinculación con el Moncofa CF, aunque este no ha sido ni mucho menos el único club que ha dejado el sello de gran jugador.

Todo se remonta al año 1964, cuando Vicente Ferrer tenía 16 años y empezó a jugar de extremo izquierda en el juvenil del Burriana, época que se encontraba en Segunda Regional. Después fichó por el Artana, donde estuvo una temporada. Por distintos motivos durante tres años abandonó el fútbol y se enroló en el mundo del baloncesto, integrándose en el plantel del Club Salesianos de Borriana.

Pero durante estos tres años tuvo claro que el fútbol era su pasión y, después de los tres años del baloncesto, coincidió en que en Moncofa se formaron las peñas, que fueron el germen de la creación del Moncofa, y con 20 años Vicente Ferrer jugó dos años en Segunda Regional.

La progresión de Vicente Ferrer Bicicleta era imparable y, después de demostrar su gran nivel como extremo izquierdo, fichó por el Villarreal en Tercera. «En aquellos años no había Segunda División y como yo iba progresando estando en esta categoría se me abrió un gran escaparate», recuerda. Una de las grandes aptitudes que tenía Ferrer era la velocidad y visión de juego, y ambas le llevaron a jugar en la demarcación de lateral derecho. 

El Torreblanca fue su siguiente destino futbolístico, equipo que estaba en Primera Regional y donde militó dos temporadas. Ferrer recuerda que «jugábamos hasta en Motilla del Palancar, Camporrobles, etc… Del Torreblanca me fichó el Acero del Puerto de Sagunto en Preferente y estuve una temporada. Volví a Moncofa cuatro años y después con 35 años fiché por el Almazora tres temporadas y subimos de Segunda Regional a Preferente». Y con 38 años volvió a su Moncofa natal, donde finalizó su vida activa como futbolista.

«En aquellos años en el que el fútbol amateur tenía más fuerza que ahora, la ficha en el Acero fue de unas 200.000 pesetas, cantidad económica, que compaginándolo con el trabajo era una cantidad importante, la verdad era una buena ayuda», destaca Ferrer. 

Entre sus recuerdos está, «ganar tres ligas en el Almazora subiendo tres categorías en tres años. Hice muchos amigos y grandes compañeros. Jugando en el Villarreal conocí a Pascual Font de Mora, que era el presidente. Y el fichaje por el Villarreal se propició porque me localizó un tal Sifre».

Forment, Martínez Miró, Gregorio Garrido, Garrido Siero, Pepe Beltrán --que venía del juvenil del Real Madrid--..., son algunos de los jugadores con los que ha coincidido Ferrer. «En aquellos años no tenía ningún referente, aunque me gustaban Cruyff y Neeskens», remarca con entusiasmo. 

Reconocimiento 

 Una vez colgadas las botas, su vinculación en el Moncofa durante 20 años le ha llevado a obtener un reconocimiento por parte del club, que agradece de todo corazón. Durante dos décadas Ferrer ha entrenado a categorías inferiores y siempre han estado presente sus consejos. «He entrenado a la generación de mi hijo. Después empecé con los pre-benjamines y llevo ya 60 años en el mundo del fútbol. Seis décadas jugando al fútbol en equipos importantes de aquellos años y hoy en día soy una persona respetada por mí veteranía». 

Compartir el artículo

stats