Pesca

Pescan un atún de récord en Castellón: un 'monstruo' de 365 kilos

Los castellonenses Alberto Madrid, Marc Guillamón y Roberto Morales pescan un atún rojo nunca antes capturado

Alberto Madrid, Marc Guillamón y Roberto Morales con el majestuoso atún pescado

Alberto Madrid, Marc Guillamón y Roberto Morales con el majestuoso atún pescado / MEDITERRÁNEO

R.D.M

A bordo de la embarcación Miracle, del armador Francesc Madrid, con puerto base circunstancial en el Real Club Náutico de Castellón, tres conocidos y experimentados pescadores deportivos castellonenses: Alberto Madrid, Marc Guillamón y Roberto Morales, practicando la modalidad de pesca denominada “captura y suelta” a 22 millas marinas (unos 40 km) del puerto de Castellón.

Tras un arduo combate que requirió de todas sus fuerzas físicas y de sus bien demostradas dotes de expertos pescadores deportivos lograron vencer a un ejemplar de atún rojo que, sin hálito de vida por el enorme esfuerzo realizado.

Más de 3 horas de enconada lucha y apareció en la superficie, a escasos metros de la embarcación, mostrando toda la majestuosidad que le otorgaban sus 365,6 kg de peso y los 2,80 metros de longitud.

Alberto Madrid, Marc Guillamón y Roberto Morales con el majestuoso atún pescado

Alberto Madrid, Marc Guillamón y Roberto Morales con el majestuoso atún pescado / MEDITERRÁNEO

Atún Rojo

Debido a la enorme proliferación que de unos años a esta parte ha experimentado esta especie marina en aguas del Mediterráneo no resulta extraño el que se produzcan encuentros con la misma, lo cierto es que la captura de un ejemplar de esta envergadura constituye todo un hito que ha pulverizado todos los registros históricos en la órbita de la pesca deportiva provincial, e incluso allende sus fronteras.

Con el mérito añadido, que el combate se desarrolló sin intervención alguna de silla de combate y sin apoyo de cañero ni elemento alguno que no fuera la propia caña de pescar y la fuerza y pericia de los pescadores, que de pie en la cubierta del barco aferrados a la caña de pescar supieron resistir las tremendas acometidas del bravo animal. ¡Enhorabuena a los flamantes pescadores!