Final del preolímpico

España vence a Bahamas y se desata la fiesta: ¡sí, sí, sí, nos vamos a París!

El conjunto dirigido por Sergio Scariolo derrota a la potente Bahamas con sello NBA y certifica su billete para los Juegos Olímpicos

España celebra la clasificación para los Juegos Olímpicos de Paris 2024.

España celebra la clasificación para los Juegos Olímpicos de Paris 2024. / EP

Jorge Valero

Objetivo cumplido. España jugará de nuevo los Juegos tras cerrar el Preolímpico de Valencia a lo grande, con una meritoria victoria ante la potente Bahamas (86-78) en una Fonteta prácticamente llena que acabó gritando ¡sí, sí, sí, nos vamos a París! para celebrar la clasificación y alargar de paso la carrera de un Rudy que estará por sexta vez en la cita olímpica. Y todo ante la atenta mirada de una leyenda como Pau Gasol, que no se quiso perder una noche clave para el baloncesto español, que hará doblete en la capital francesa.

Sin sorpresas es los quintetos iniciales, Scariolo repetía con Lorenzo Brown, Sergio Llull, López-Arostegui, Santi Aldama y Willy Hernangómez, mientras Christopher Demarco lo hacía con sus tres grandes estrellas de la NBA (Eric Gordon, Buddy Hield y SeAndre Ayton), junto a Nairn y Munnings, a quien Willy le sacó la primera falta a los 11 segundos de partido.

El pívot madrileño, en continuación a su recital del sábado ante Finlandia, volvía a asumir el protagonismo anotador en los primeros minutos con seis puntos que permitían compensar el acierto de Munnings, Ayton, Gordon y Hield.

Scariolo movía el banquillo en el ecuador del primer período buscando el dinamismo y la intensidad de Brizuela y Alberto Díaz, pero fue Aldama con un triple y Garuba quienes permitieron cerrar el primer período 17-17.

De Garuba a Brown

Pradilla entraba en la reanudación por un Aldama que había jugado los diez primeros minutos y formó pareja con un Garuba que se fue agigantando en la pintura. Seis puntos seguidos suyos y dos tapones levantaron aún más el ánimo de una Fonteta cerca del lleno que quería llevar en volandas a la selección hacia París.

Rudy había respondido antes desde el 6,75 a un triple de Gordon, pero el festival de tres llegó poco antes del descanso, con tres triples seguidos de Brown que pusieron el 39-31 y obligaron a Demarco a parar el partido. El escenario apenas cambió tras el tiempo, aunque a un nuevo triple de Llull respondió Munnings para reducir diferencias y llegar al descanso 42-34.

España había sufrido con los rebotes ofensivos de Bahamas, pero con mejor juego colectivo y la inspiración de sus interiores (que sumaban también cuatro tapones), lograba llegar al descanso con una pequeña renta que permitía ser optimistas de cara a la segunda parte, a la que Ayton y Hield llegaban sin apenas descanso, en la tónica de todo el Preolímpico.

Willy repite inicio

De nuevo con el quinteto inicial al inicio de la segunda parte, Willy abría el marcador para poner el +10 para los locales. Bahamas empezaba a tener prisa y su juego se hacía aún más anárquico, con sus estrellas tratando de responder a cada acción de España. Un estilo que les valió para ganar no sin sufrimiento a rivales como Finlandia o el Líbano, pero que le complicaba hacer frente a una selección española que jugaba con solidez y en equipo, como había pedido Scariolo en la previa.

Brown y Willy seguían tirando del carro cara al aro, pero España encontraba también puntos en las manos de López-Arostegui, Llull, Rudy o Brizuela, quien puso el 61-47 tras un triple.

Bahamas no encontraba el camino para reducir diferencias y a pesar del partidazo de un Ayton que ya sumaba 15 puntos y 11 rebotes, España mantenía una ventaja relativamente cómoda antes de afrontar el último cuarto, tras una última canasta de Brizuela que puso el 65-56.

Último cuarto de infarto

Pradilla, con un palmeo y Garuba tras rebote ofensivo, demostraban en la vuelta a la pista que el equipo mantenía la máxima intensidad de cara a afrontar los últimos diez minutos. En juego estaba el billete a París y los de Scariolo lograban mantener diferencias frente a los ataques a la desesperada de Bahamas, que buscaba sus primeros JJOO.

Todo parecía encarrilado para un final sin sufrimiento, pero una pérdida y dos canastas consecutivas de Hield llevaron a Scariolo a parar el partido a 2:46 para el final, con un peligroso 79-71 en el marcador. Brown jugaba una posesión larga dejando pasar los segundos, Willy forzaba una falta bajo al aro y para sumar dos puntos de oro. Munnings sumaba de tres, Willy respondía bajo el aro de nuevo y Edgecombe ponía un nudo en la garganta desde el 6,75, al poner el 83-77 a 1:43 del final.. Pero Rudy calmó los ánimos con dos tiros libres seguidos y el partido fue muriendo hasta el definitivo 86-78 que lleva a España directamente a París