CCOO y UGT no quisieron desdecir al Gobierno cuando afirmó ayer que no ha dado marcha atrás en la reforma agraria española, sino que ha creado un nuevo modelo de ayudas para los jornaleros de las comunidades de Andalucía y Extremadura.

Solamente el secretario general de UGT, Cándido Méndez, bromeó al respecto cuando dijo "si tiene plumas como un pato, anda como un pato y hace ´cua´ como un pato, me da igual que le llamen Pato Lucas o Rana Gustavo".