El Gobierno no ha puesto plazos para que los sindicatos contesten a la propuesta de renta agraria para los eventuales de Andalucía y Extremadura. Pero el ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, se muestra optimista de lograr el visto bueno de los sindicatos. Es por ello por lo que explicó ayer en Toledo que el nuevo modelo planteado por el Gobierno "nace de la necesidad de buscar puntos de encuentro" con los sindicatos y con las comunidades autónomas afectadas.

El decreto ley "acota las ayudas" para que se dirijan "de verdad" a los trabajadores del campo andaluces y extremeños, explicó el ministro. La renta agraria podrá ser solicitada hasta un máximo de seis veces.