Las leyes del suelo de Madrid y Castilla-La Mancha son las que más porcentaje dedican a vivienda protegida con un 50% por ciento. La Comunidad de Madrid dispone que el 50% de las viviendas edificables sean de protección pública. Por su parte, la Junta de Castilla-La Mancha establece que se debe destinar a vivienda protegida el 50% del suelo urbanizable. En Andalucía, la ley autonómica fija que la vivienda de protección oficial debe ser el 30% en las áreas metropolitanas. Baleares y Asturias reservan el 30% del suelo. El porcentaje fijado en Cataluña es del 20% y en Extremadura la reserva es del 25%. En Castilla y León y la Comunidad Valenciana, la ley no fija mínimos.