La fábrica de Volkswagen (VW) en Poznan (Polonia) ha iniciado la producción de dos modelos que, hasta junio, se ensamblaban en la planta de Martorell (Barcelona).

El cese de la producción del Caddy y del Inca, dos versiones con marca Volkswagen y Seat de una furgoneta derivada del Ibiza en la fábrica catalana fue anunciado a principios del 2003, según recordaron fuentes de Volkswagen, que añadieron que ambos modelos "no encajan" en la imagen de carácter más deportivo de la marca española.

Volkswagen anunció el pasado junio la inversión de 1.254 millones de euros en Seat hasta el 2006. La planta polaca de Poznan, perteneciente a la división de vehículos comerciales del grupo alemán, se encuentra inmersa en un programa de inversiones por un importe de 600 millones de euros para el periodo 1999-2006.