El precio del petróleo cayó ayer a su nivel más bajo en cinco meses, a dos días de la reunión que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) celebrará el viernes en El Cairo, y en la que se estudiará un posible recorte de la producción.

El barril de Brent llegó a cotizar a 37,30 dólares en el mercado de Londres, el nivel más bajo desde mediados de julio --lejos del máximo de 51,9 dólares de finales de octubre--, si bien acabó en torno a los 38,50 dólares. La noticia sobre las reservas energéticas de EEUU --más bajas de lo esperado-- propulsó el crudo en los mercados de Londres y de Nueva York. La tendencia general del mercado, con precios a la baja, marcará la reunión de la OPEP. El presidente del cártel, el indonesio Purnomo Yusgiantoro, dijo ayer que la organización se podría plantear recortar la oferta de crudo en el próximo trimestre, no antes. No obstante, Kuwait, Libia, Irán, Emiratos Árabes y Venezuela prefieren recortar ya la producción.

La cotización del euro perdió ayer fuerza. Tras el récord del martes la moneda única retrocedió con fuerza, hasta los 1,3239 dólares. Los analistas lo atribuyen a una toma de beneficios por parte de los inversores.