Aregañadientes, el Gobierno ha revisado las previsiones de crecimiento para el 2004 y el 2005. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, rebajó ayer del 2,8% al 2,6% la previsión de crecimiento de la economía para el 2004 y del 3% al 2,9% la previsión del 2005.

Solbes realizó este anuncio durante su intervención en el pleno del Senado, en defensa de un proyecto de presupuestos del Estado para el 2005 que, al final de la sesión, por primera vez en la historia de la democracia, fue rechazado por la Cámara alta, con los votos de PP, CiU, PNV y BNG, que habían presentado sendos vetos al texto del Gobierno. Solbes admitió que "ésta no es una situación que nos guste", pero "habrá que seguir trabajando" para seguir mejorando la economía española. Precisamente ayer, y a pesar de anunciar una corrección a la baja de las previsiones oficiales de crecimiento, Solbes hizo gala de un optimismo que rara vez prodiga.

El crecimiento de la economía en el 2004 se rebaja del 2,8% al 2,6% debido, sobre todo, a la peor evolución del sector exterior. Respecto al 2005, la previsión de crecimiento se rebaja ligeramente, del 3% al 2,9%. La nueva previsión, explicó Solbes, es fruto del precio medio del barril de petróleo estimado por la Comisión Europea para el 2005, que es de 45 dólares, frente a los 33,5 dólares que sirvieron de base al Gobierno cuando elaboró los presupuestos, en junio.

La revisión anunciada ayer por Solbes se hace a regañadientes porque el vicepresidente dijo que no estaba del todo de acuerdo con la estimación de la Comisión sobre el precio del medio del crudo y porque, según el ministro, la situación de la economía española es "positiva y con tendencia a mejorar".

En su discurso en el Senado, Solbes derrochó optimismo al describir la evolución económica: "Nuestra economía mantiene su buen tono y está en óptima disposición para aprovechar la recuperación de nuestros socios comerciales". Según el ministro, todos los indicadores subrayan la "buena salud" de la economía.

RECHAZO HISTÓRICO Al margen de las previsiones de Solbes, ayer el Senado, por primera vez en democracia vetó el proyecto de presupuestos del Gobierno. Los votos de PP, CiU, PNV y BNG se impusieron a los de PSOE, Entesa de Progrés de Catalunya, Coalición Canaria y Grupo Mixto (140 votos frente a 117) para tumbar el texto del Gobierno. El proyecto sale sin cambios del Senado y regresa al Congreso donde, previsiblemente, será aprobado sin dificultades, de forma definitiva la semana próxima.

CiU, PNV y BNG reprocharon al Gobierno la falta de negociación. Solbes replicó que había "límites" para la negociación, tales como el techo de gasto ya aprobado y el pacto de estabilidad de la UE. "Yo creo que no se podían evitar los vetos", dijo. Las concesiones "eran incoherentes" con los límites existentes.

Por otra parte, Economía aprobará este mes un decreto ley para revalorizar las pensiones del 2004 en función de lo que se desvíe el IPC de noviembre.