JOAQUIM NADAL, portavoz del Gobierno catalán, indicó el sábado que el Ejecutivo autonómico se centrará en "garantizar que se cumplirán los compromisos de inversión de la compañía y que se pondrá remedio" a la crisis. Nadal dijo que la Generalitat se siente "solidaria" con los 660 despedidos.