El número de clientes de telefonía móvil con contrato supera la cifra de usuarios de prepago, con 21 millones y 20,3 millones, respectivamente, según el último informe trimestral de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). En el tercer trimestre del 2005, la diferencia entre las dos modalidades alcanzó los 693.941 clientes. La penetración de la telefonía celular en España se sitúa en el 93,7% de la población, superando los 41 millones de usuarios.

La estrategia comercial de las operadoras de móvil se orientó desde su origen a captar clientes a través de las tarjetas de prepago, para después favorecer la migración al contrato a través de planes de precios, subvenciones de terminales y otro tipo de descuentos. Esta política, según el análisis de la CMT, empezó a dar sus frutos en el año 2005 y, en septiembre de ese mismo año, el número de líneas de pospago superó con creces a las de prepago.

DERECHOS DEL USUARIO Por su parte, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones solicitó ayer a las operadoras de telefonía fija, móvil e internet que revisen los textos de los contratos que ofrecen para cumplir con la nueva normativa sobre derechos de usuarios. Los principales fallos se encuentran en el tiempo de permanencia mínima en la compañía (la rescisión no debe ser una penalización), en los plazos para darse de baja (15 días) y para comenzar el servicio y en las formas de pago.