El índice de precios al consumo descendió en la provincia de Castellón en 0,5%, lo que supone una mengua de una décima menos respecto a la media nacional. Al igual que en el resto del Estado, el descenso se debió sobre todo a la incidencia de las rebajas. Con la regresión, la tasa interanual se sitúa en un 4,3%, lo que supone la cifra de inflación más alta de la Comunitat.