El Índice de Precios de Vivienda (IPV), que mide la evolución de los precios de compraventa de la vivienda libre, subió un 3,1 por ciento en la Comunitat Valenciana en el segundo trimestre del año con respecto al mismo periodo del año 2007. Ese índice cayó en la media de toda España el 0,3 por ciento en el segundo trimestre del año con respecto al mismo periodo de 2007, según los primeros datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En la Comunitat Valenciana, respecto al primer trimestre el IPV cayó un 0,2 por ciento y en lo que va de año registró una subida del 0,3 por ciento. La responsable de esta caída es la vivienda de segunda mano, que en el segundo trimestre bajó el 4,9 por ciento, en tanto que la de obra nueva siguió subiendo, aunque en menor medida, al registrar un alza del 5,3 por ciento. De acuerdo con la nueva estadística, el descenso acumulado por los precios de la vivienda libre en los seis primeros meses del año es del 0,7 por ciento. Estos datos muestran una tendencia decreciente con respecto al primer trimestre del año, en el que el índice general todavía registró una subida anual del 2,8 por ciento, que llegó al 7,2 por ciento en el caso de la vivienda nueva, mientras que la usada cayó el 0,7 por ciento. Sólo cuatro comunidades autónomas registraron caídas interanuales del IPV en el segundo trimestre: Cataluña (5,2%), Madrid (4,8%), País Vasco (1,2%) y Aragón (0,2%). Del resto, las mayores subidas correspondieron a Extremadura (5%), Galicia (4,8%), Murcia (4,6%), Castilla y León (3,7%), Castilla-La Mancha (3,5%), Andalucía (3,3%) y Comunidad Valenciana (3,1%). También registraron subidas Canarias (2,8%), Cantabria (2,4%), La Rioja (2%), Asturias (1,5%), Baleares (1,2%) y Navarra (0,6%). En Ceuta y en Melilla, los precios de la vivienda libre subieron el 3,8 y el 3,5 por ciento, respectivamente. El IPV no incluye ni vivienda protegida ni variables como el precio del metro cuadrado o el numero de transacciones realizadas, que sí tienen cabida en otras estadísticas como la elaborada por el Ministerio de Vivienda. La diferente metodología utilizada explica que los datos de este ministerio difieran de los publicados hoy por el INE, ya que según el departamento de Beatriz Corredor el precio de la vivienda subió el 2 por ciento en el segundo trimestre, hasta los 2.095,7 euros por metro cuadrado. La nueva estadística del INE tiene como objetivo servir de elemento de comparación entre los estados miembros de la Unión Europea (UE), al armonizar los procedimientos de cálculo. El índice utiliza la información procedente de las bases de datos proporcionadas por el Consejo General del Notariado sobre escrituras formalizadas dentro del territorio nacional por personas físicas, tanto residentes como no residentes en España, durante el periodo de referencia.