El índice de precios de consumo (IPC) se mantuvo en abril en un nivel negativo del 0,1%, el punto más bajo de su historia (que parte de 1962). Además, el euríbor --el tipo de interés que sirve para fijar el precio de las hipotecas-- ha bajado en el último mes a una media del 1,771%, que también es la tasa menor conocida (y de la de sus antecesor, el míbor) y que permitirá notables ahorros a las familias que estén hipotecadas.

En el momento más duro de la actual crisis económica, con una aguda recesión y una intensa destrucción de empleo, ambos indicadores --precios de consumo y tipo de interés-- parecen ser los únicos capaces de conceder un respiro a las familias más afectadas por la crisis.

AHORRO FAMILIAR El BBVA, por ejemplo, calcula que el abaratamiento del petróleo y de los alimentos permitirá un ahorro total a los hogares de unos 11.000 millones de euros y que el recorte de los tipos de interés inyectará 12.000 millones a las familias endeudadas (23.000 millones en total). Este factor restará unos 6.400 millones a los titulares de depósitos bancarios.

Por el momento, quienes obtendrán un beneficio inmediato del nuevo recorte del euríbor son los titulares de una hipoteca cuyo precio se revise en mayo, con los datos de abril. El euríbor del 1,771% es tres puntos inferior al que había hace un año (4,82%). Eso quiere decir que para una hipoteca de 150.000 euros, con un plazo de amortización de 25 años y un diferencial de 0,25 puntos sobre el euríbor, la rebaja será de 242 euros al mes (casi 3.000 al año).

En los últimos meses, el euríbor ha seguido una evolución paralela a la del precio de interés oficial de la zona euro. Desde octubre, el Banco Central Europeo (BCE) ha recortado el precio del dinero seis veces, desde el 5,25% al 1,25%. Los mercados descuentan un nuevo recorte, hasta el 1% en mayo y algún otro posterior, hasta situar el precio oficial del dinero "por debajo del 1%", pronostica José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney. Díez calcula que el euríbor bajará hasta el 1,25%. El BBVA prevé que el euríbor se mantendrá en niveles mínimos durante todo el 2010.

Son buenas noticias para las familias endeudadas; no tanto para las que aspiran a un préstamo. En su Boletín Económico, el Banco de España constata que las entidades no están trasladando en su totalidad el recorte del euríbor a los nuevos créditos.

NEGOCIACIÓN SALARIAL Un IPC negativo es el argumento que esgrime la patronal para abogar por la congelación salarial en los convenios. Los datos de negociación salarial hasta marzo apuntan una subida del 2,7%. En el 2008, las tarifas subieron el 3,6% y 0,5 puntos más por el desvío del IPC del año anterior.