Los trabajadores de Spanair decidirán esta tarde en asamblea si continúan con el rosario de huelgas diarias que iniciaron el día 7 o ratifican el plan de reflotamiento de la dirección, que prevé el traslado de Palma a Barcelona de 385 empleados. Los sindicatos aceptan que 190 de estos asalariados se muden a la nueva sede de la aerolínea en Barcelona el 15 de septiembre.

Directivos de la compañía se reunieron ayer en la sede de la Dirección General de Trabajo, en Madrid, con representantes del sector aéreo de los sindicatos CCOO y UGT, mientras en Palma una gran parte de los empleados llevaban a cabo la cuarta jornada de huelga.

Al término del encuentro de Madrid, Eva Marín, presidenta del comité de empresa, admitió por primera vez desde que empezó el conflicto que las posturas de ambas partes se habían aproximado y que estaba "bastante cerca" la desconvocatoria del calendario de huelgas.

La dirección de la aerolínea "mejoró" las condiciones económicas para el traslado de los 385 empleados de servicios generales desde la capital balear a la nueva sede de la compañía, así como las indemnizaciones de aquellos que decidan rescindir voluntariamente sus contratos y que hasta ahora solo llegaban a los 20 días por año trabajado durante 12 mensualidades, que es el mínimo establecido por la ley.

A cambio, los representantes sindicales aceptaron que al menos 190 empleados afectados por la reorganización se incorporen el 15 de septiembre a la nueva sede de la compañía en Barcelona, una condición que hasta hace poco era rechazada de plano por los trabajadores, que exigían al menos seis meses para ejecutar la mudanza.

Según los planes de la empresa, 170 trabajadores deberían trasladarse a principios de marzo del 2010 y los restantes 25 cambiarían de lugar de trabajo cuando Spanair cuente con hangar propio en El Prat. El comité de empresa reivindica la mejora de la ayuda de 3.000 euros propuesta inicialmente para quienes acepten trasladarse --la mayoría de los sueldos son de entre 850 y 1.100 euros--, además del aumento de las indemnizaciones a 35 días por año.

RECORTES EN RYANAIR Mientras, Ryanair, primera aerolínea de bajo coste de Europa, anunció ayer que recortará hasta 600 empleos, a causa de la eliminación de nueve de las 10 rutas que opera en el aeropuerto de Manchester (norte de Inglaterra). La medida entrará en vigor el 1 de octubre y supondrá la suspensión de 44 vuelos semanales.