El primer ministro de Italia, el tecnócrata Mario Monti, ha defendido este miércoles la introducción de la llamada Tasa Tobin, un gravamen sobre las transacciones financieras al que se oponía el anterior Ejecutivo de Silvio Berlusconi. Monti, que ha comparecido en el Senado para dar cuenta de la cumbre que la UE celebró la semana pasada en Bruselas, ha manifestado así la disposición de su Gobierno a introducir, al menos en Europa, este impuesto.

Los senadores de la Liga Norte han interrumpido con sus gritos el discurso del primer ministro y la sesión ha tenido que ser suspendida durante varios minutos. "Basta con los impuestos", han gritado los senadores federalistas en protesta por las tasas incluidas en el plan de ajuste que el Gobierno de Monti ha aprobado recientemente.

Los eurobonos, para impulsar el crecimiento

Monti también se ha mostrado partidario de la creación de los eurobonos como fórmula para salir de la crisis que afecta el euro, una vía que rechaza Alemania. "No se trataría de un instrumento falso para evitar la disciplina financiera, sino de un mensaje fuerte para favorecer el crecimiento", ha argumentado.

En este sentido, ha considerado que en la cumbre de la UE se afrontó la crisis financiera pero ha invitado a que "Europa no se olvide de que el verdadero problema es el crecimiento y el empleo". En este sentido, ha defendido los eurobonos como mecanismo para impulsar el crecimiento.

Sobre el plan de ajuste de Italia, de un valor de 33.000 millones de euros, Monti ha explicado que fue acogido positivamente en Europa y que ha dado "mayor credibilidad" a Italia.