El alza de las bolsas europeas y la celebración con éxito de una subasta de deuda en Francia compensaron la bajada de la calificación de la deuda española por Standard & Poor's (S&P), con lo que la bolsa española concluyó la sesión con una caída del 0,01 por ciento. El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, bajó 1 punto, equivalente al 0,01 por ciento, hasta 8.449,60 puntos. Las pérdidas anuales suben al 1,36 por ciento. En Europa, con el euro en 1,267 dólares, Milán subió el 1,4 por ciento; Fráncfort, el 1,25 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 1,01 por ciento; París, el 0,89 por ciento, y Londres, el 0,37 por ciento.

La bolsa española comenzaba la sesión con una caída del 1 por ciento después de que el viernes Wall Street cayera el 0,4 por ciento y de que Standard and Poor's bajara la calificación de la deuda española a largo plazo en dos escalones, desde "AA-" hasta "A", con perspectiva negativa. Esta circunstancia desencadenó ventas en el mercado de deuda, con lo que el diferencial de los bonos españoles respecto a los alemanes se elevó hasta 360 puntos básicos, al tiempo que incidía en la bolsa, que perdía el nivel de 8.400 puntos.

Sin embargo, poco a poco, la bolsa empezó a recuperar, después de que otra agencia de medición de riesgos estadounidense, Moody's, confirmara la puntuación "AAA" a Francia y de que circularan rumores de que el Banco Central Europeo (BCE) estaba comprando deuda a cinco años española e italiana, lo que relajó la presión sobre los bonos. Con esta colaboración y con la esperanza de que se alcance un pronto acuerdo en Grecia para el canje y la quita de la deuda, la bolsa escapó momentáneamente de las pérdidas una hora después de la apertura. Las ganancias de las plazas europeas también ayudaban.

El resto de la sesión del mercado nacional transcurrió con pérdidas moderadas, alrededor del nivel de 8.400 puntos, que consiguió superar cuando se conoció el resultado de la subasta de deuda a corto plazo en Francia, en la que colocó 8.590 millones de euros a intereses menores que en anteriores pujas. Sin la referencia de Wall Street, cerrado por festivo, la bolsa consiguió concluir la sesión en tablas, con el euro por encima de 1,26 dólares y con el petróleo Brent a más de 111 dólares por barril. De los grandes valores sólo bajó Iberdrola, el 0,13 por ciento, en tanto que Repsol avanzó el 0,94 por ciento; BBVA, el 0,69 por ciento; Banco Santander, el 0,57 por ciento, y Telefónica, el 0,37 por ciento.

La mayor bajada del IBEX correspondió a Bolsas y Mercados Españoles, el 2,12 por ciento, mientras que Abertis cedió el 1,69 por ciento; Sacyr, el 1,33 por ciento; DIA, el 1,27 por ciento, y Banco Sabadell, el 1,06 por ciento. Mediaset encabezó las ganancias del IBEX con un alza del 2,64 por ciento, seguida de OHL, que subió el 2,54 por ciento, mientras que Ferrovial mejoró su cotización el 1,62 por ciento, y ArcelorMittal, el 1,49 por ciento.

En el mercado continuo destacó la caída de Azcoyen, el 5,22 por ciento, en tanto que Ynipsa lideró las ganancias con un alza del 5,85 por ciento. Antes del cierre, la rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba cuatro centésimas, al 5,15 por ciento, mientras que el rendimiento de los bonos alemanes se mantenía en el 1,77 por ciento. El efectivo negociado bajaba por la festividad estadounidense hasta los 1.774 millones de euros, de los que 500 fueron intermediados por inversores institucionales.