Con el envío de una carta a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, Repsol ha dado el primer paso del proceso legal contra la expropiación del 51% de YPF. La petrolera considera que el país latinoamericano ha violado el tratado bilateral de promoción y protección de inversiones entre España y Argentina, por lo que considera que la expropiación es "ilícita" y quiere someterla a arbitraje internacional. A partir de ahora, las dos partes tienen seis meses de plazo para intentar llegar a un acuerdo antes de que Repsol presente definitivamente una demanda ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial (CIADI) para que se condene a Argentina a la reintegración o a la reparación de los daños y perjuicios por la expropiación.

La multinacional afirma que el país latinoamericano ha violado diversas reglas del tratado de protección de inversiones --menciona hasta cinco artículos del acuerdo, en vigor desde 1992--, empezando por la que prohíbe las expropiaciones salvo por "causas de utilidad pública". La compañía añade que tampoco se han cumplido las garantías exigidas en el tratado, como la que obliga al pago de una "indemnización adecuada" y, además, "sin demora injustificada".

Repsol sostiene que, antes de anunciar la expropiación, Argentina realizó acciones para erosionar el valor de YPF, como la retirada de las concesiones en las provincias de Chubut, Santa Cruz, Mendoza, Neuquén, Río Negro y Salta, que la petrolera califica de confiscación de manera coordinada "a través de declaraciones de caducidad infundadas y políticamente motivadas". También deplora que se expulsara a los directivos de la compañía el pasado 16 de abril, antes de promulgar formalmente la ley de expropiación.

La petrolera acusa al Gobierno de Fernández de actuar de manera discriminada, ya que las medidas adoptadas afectaron solo a los intereses de Repsol, y no al resto de accionistas de YPF ni de Repsol YPF Gas, ni a otras compañías de hidrocarburos que operan en Argentina. Por ello, la multinacional española concluye que "se trata de medidas de carácter singular contra Repsol, abiertamente contrarias al principio de paridad de trato".

POLÍTICA DE IMPORTACIÓN La expropiación de YPF ha acelerado los trámites en la Comisión Europea en los que estudia llevar a la Organización Mundial del Comercio (OMC) las políticas restrictivas de Argentina a las importaciones. "La Comisión ha sido muy clara en su respuesta a la situación de Argentina sobre que va a examinar todas las posibilidades, como una respuesta multilateral que incluya una acción ante la OMC, que se está considerando", explicó el portavoz comunitario de Comercio.