La Comisión Europea (CE) ha optado por dar un margen adicional al Gobierno para adoptar medidas complementarias de saneamiento presupuestario, concretamente hasta principios de la semana próxima, antes de emitir el 30 de mayo su valoración sobre el cumplimiento de la obligación de corregir el déficit público excesivo y sobre la adecuación de los presupuestos del 2012 para alcanzar el objetivo de recortar el déficit al 5,3% del producto interior bruto (PIB) a finales de año, según indicaron a este diario fuentes comunitarias.

"Al hacer su valoración, la Comisión Europea tendrá en cuenta los presupuestos, el programa de estabilidad, los planes de ajuste adoptados por las autonomías y cualquier medida que el Gobierno adopte antes del 30 de mayo", precisaron ayer fuentes comunitarias, apuntando a la posibilidad de que el Consejo de Ministros apruebe nuevas medidas en el consejo de hoy.

El pasado 11 de mayo, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, estimó que, con el presupuesto del 2012 y los ajustes adicionales de 10.000 millones, el Ejecutivo incumpliría el objetivo de déficit del 2012, que acabaría situándose en el 6,4%, en lugar del 5,3%.

Desde entonces, las dudas de la CE han aumentado. La aparición de déficit oculto en las autonomías de Madrid, Comunitat Valenciana, Castilla y León, Andalucía y, según se supo ayer, Cataluña, por más de 4.000 millones de euros, han elevado el déficit del 2011 desde el 8,51% reconocido con anterioridad hasta el 8,94% del PIB. A pesar de que en el encuentro del Consejo de Política Fiscal y Financiera, celebrado el 17 de mayo, los responsables regionales presentaron un ajuste mayor --de 18.349 millones-- para compensar el afloramiento del déficit, las dudas se propagaron en Bruselas.

TÉCNICOS DE EUROSTAT Ayer mismo estuvieron en Madrid funcionarios de la oficina estadística comunitaria Eurostat para conocer de primera mano las razones de la revisión al alza del déficit. Funcionarios de Hacienda les explicaron que la desviación de 0,43 puntos porcentuales del PIB se debió a Madrid (0,18 puntos), Valencia (0,18 puntos), Andalucía (0,01) y Castilla y León (0,02). Además, dieron a conocer que otros 405 millones de euros (0,04% del PIB) de desviación corresponden a Cataluña, y se deben a un gasto de inversión pendiente de pago de la gestora de infraestructuras Gisa. "No se trata de déficit vinculado a facturas pendientes", precisaron fuentes de Hacienda.