La indemnización pactada por un alto cargo de Bancaja dobla el presupuesto de la Fundación Caja Castellón-Bancaja para este año 2012. En concreto, el exdirectivo de Bankia y director financiero de Bancaja, Aurelio Izquierdo, podría cobrar 13,9 millones de euros tras abandonar esta última entidad, aunque ayer aceptó una revisión, mientras que el presupuesto de la Fundación Caja Castellón-Bancaja aprobado para el 2012 para desarrollar su labor social alcanza los 6,7 millones.

Las oenegés de Castellón consideran inaceptable la indemnización a Izquierdo, sumándose así a las declaraciones del vicepresidente del Consell, José Císcar, y al ministro Luis de Guindos, quien ha pedido al Banco de España que estudie el caso para ver qué medidas se pueden adoptar. Ayer Izquierdo se mostró dispuesto a revisar, a propuesta del consejo de administración, los acuerdos acerca de los derechos vinculados a su prejubilación y jubilación.

Bancaja, no obstante, ha aclarado estos días que se trata de aportaciones realizadas a una entidad de previsión y que no suponen “ninguna obligación ni desembolso adicional a la entidad”.

El presidente de Cocemfe Comunitat, Carlos Laguna, apuntó ayer que “es un auténtico escándalo, una indecencia y una impudicia” que pueda cobrar un estipendio de 14 millones: “Me parece una deshonestidad, aunque sea legal. Ya está bien de que se nos robe con guante blanco”.

Por su parte, Paco López, presidente de la plataforma del voluntariado de la Comunitat y de Patim, lo vio “inmoral, porque no se ha ido culminando una buena gestión, sino a la inversa”.

Epifanio López, desde Proyecto Amigó, lo calificó de “un abuso que no tiene sentido en las circunstancias en las que estamos”. En la misma línea, Amparo Adarves, directora de la guardería Enrique Odriozola de Castellón, lo tildó de “inmoralidad”. “Cuando se blindó las circunstancias eran unas y ahora estas han cambiado. Este señor debería pasar la mano por la pared”, argumentó ayer.

Laguna apuntó que con esos 14 millones de euros se podrían construir tres residencias para la atención de personas con grandes discapacidades físicas.

López y Adarves pidieron que se mantenga la obra social de la Fundación Caja Castellón. “La acción social de la Fundación Caja Castellón-Bancaja es muy importante y se debe mantener”, apuntó Epifanio López a este diario.

BLINDAR LA OBRA SOCIAL // Asimismo, Laguna reivindicó “legislar para que esa obra social de las cajas no desapareza aunque se produzca una bancarización”. Y que opere “no como fundación, sino como obra social”, dijo. H