Deposite 10.000 euros y le devolveremos 9.999 euros en noviembre del 2014". No es la mejor manera de anunciar una emisión de bonos del tesoro a 18 meses, pero sí una interpretación simple de lo que le ocurrió ayer al Tesoro danés en su emisión regular de deuda.

Hubo tal demanda de títulos que el precio de la subasta fue bajando hasta quedarse en cifras negativas. El fenómeno tenía solo antecedentes con el bono alemán, el que hace de referencia de toda la deuda de la eurozona. Pero aquí está la primera diferencia: Dinamarca forma parte de la Unión Europea, pero no pertenece al grupo del euro.

Pero la corona danesa no es una divisa que disponga de mucha negociación dentro de los distintos mercados internacionales. Lo que realmente ha interesado a los inversores es su condición de país europeo solvente, pero que está fuera del euro.

POCO RIESGO Los inversores en deuda danesa arriesgan, por tanto, el tipo de cambio. Tampoco es un riesgo excesivo: el tipo de cambio era ayer de 7,43 coronas por euro. En marzo era del 7,44.

Los precios de la subasta oficial del Tesoro danés --en el mercado primario-- fijaron una rentabilidad del -0,008, precios para los habituales compradores, como bancos y operadores de fondos. En el mercado secundario, el que se negocia en cotización continua, a las seis de la tarde de ayer estaban ya en el 0,001, el céntimo por debajo del ejemplo imaginario del principio.

¿Es arriesgado invertir en Dinamarca? No, por estar fuera del euro (tipo de cambio estable) y por ser miembro de la UE.

Hasta el 2011, Dinamarca crecía el 1%. El tipo de interés de su deuda pública es del 1,35%. Sus principales indicadores básicos --déficit y deuda-- están lejos de los de sus socios europeos. Con datos del 2011, Dinamarca tiene un déficit público del 1,8%, y su deuda acumulada es del 46,5% del PIB. Con estos parámetros de crecimiento sano, es lógico que el Tesoro danés se ofrezca para guardar ahorro de la eurozona, y cobrar por ello.

El contraste con estas cifras lo aportó ayer el Tesoro español, que ayer pagó un interés del 5% por letras a 12 y 18 meses (2.400 y 640 millones, respectivamente). No hubo problemas en la demanda, que ha sido de 2,2 y 4,4 veces la cantidad ofrecida. Pero el precio pagado --entre el 5,04% y el 5,107%-- es entre 2,9 y el 3,3 puntos por encima del precio pagado en la subasta de mayo.