Pedro Pablo Villasante, el secretario general de la patronal financiera AEB (la de los bancos, que no incluye a las antiguas cajas), no descarta que el conjunto de sus asociados entre este año en pérdidas como consecuencia de las dos reformas financieras del Gobierno y del análisis que el Ejecutivo ha encargado a varias firmas internacionales, que van a obligar a todo el sector a hacer un fuerte ejercicio de saneamiento. El directivo resaltó que los miembros de esta patronal "van a cubrir por sus propios medios" las necesidades de capital y provisiones que surjan, con lo que descartan sanearse acudiendo al crédito de hasta 100.000 millones de euros que la UE ha concedido a España. Villasante reclamó al Gobierno que distinga entre "entidades viables y no viables" y que se resuelva "cuanto antes" la situación de estas últimas obligándolas a integrarse en bancos con futuro. "Las ayudas no tienen que ir a las no viables", dijo Villasante.