Apple puso a la venta ayer en España los nuevos teléfonos móviles de la firma, el iPhone 8 y el iPhone 8 Plus. La compañía ha actualizado sus teléfonos con diversas novedades. «El iPhone 8 y el iPhone 8 Plus representan una nueva generación y consiguen mejorar incluso los aspectos del iPhone que más nos gustaban», aseguró en la presentación de los teléfonos Philip Schiller, vicepresidente sénior de Marketing Mundial de Apple.

El iPhone 8 estará disponible en 32 GB, 128 GB y 256 GB y se puede adquirir desde 809 euros. En el caso del iPhone 8 Plus, se puede adquirir a partir de 919 euros.

Como cada año, decenas de personas pasaron la noche frente a las tiendas Apple en España, en concreto en la de paseo de Gracia de Barcelona y puerta del Sol de Madrid. La mayoría tenían reserva para recoger el teléfono, aunque Apple puso a disposición algunas unidades para los compradores sin reserva que lleguesen primero y quisieran comprarlo.

A diferencia de otros años, eso sí, en el caso de Barcelona la cola era mucho menor. El motivo: el iPhone X, la tercera novedad en teléfonos de la firma de la manzana, se pondrá a la venta en noviembre.

Muchos de los compradores que esperaban en la cola tenían reserva del teléfono, aunque algunos prefirieron probar suerte. «Quiero comprarlo antes de ir a trabajar», indicó uno de ellos. También había, como cada año, compradores de todas nacionalidades. El tercer teléfono que la empresa de EEUU anunció, el iPhone X, llegará a las tiendas el 3 de noviembre. Para entonces sí que se esperan colas mayores.

Los nuevos iPhone 8 y iPhone 8 Plus (el primero con pantalla de 4,7 pulgadas y el segundo, de 5,5 pulgadas) llegan con un nuevo diseño de cristal y aluminio en tres colores, y utilizan el cristal más resistente jamás empleado en un smartphone, según la firma. Además, incorporan pantallas retina HD y el chip A11 Bionic, por lo que son más potentes.