Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ECONOMÍA

Los 12.000 'collidors' de Castellón perderán 30 millones en jornales por la caída de la producción

La menor cosecha reducirá la contratación de personal eventual

Un ‘collidor’ trabaja en una finca de Castellón durante la pasada campaña.

Octubre marca el inicio de la campaña citrícola y, con ella, uno de los momentos del año en que el mercado laboral de Castellón se muestra más dinámico. Collidors, personal para el manipulado de la fruta en cooperativas y comercios, administrativos, transportistas... el sector emplea cada temporada a casi 25.000 trabajadores y si el tramo final del año resulta tan positivo para el empleo es gracias, sobre todo, a la naranja. Pero este 2021 será diferente. Y todo por culpa de la drástica disminución de la producción.

La cosecha de naranjas y mandarinas en la provincia caerá esta temporada casi un 30% y eso, automáticamente, se traducirá en menos contratos laborales y menos días de trabajo. Y donde más se notará va a ser a pie de campo. Si una campaña citrícola dura, de media, unos 120 días, este año no se prolongará más allá de las 80 u 85 jornadas. «Eso significa que solo los 12.000 collidors van a perder entre 35 y 40 días de trabajo», aventura Ramón Serra, responsable de la Federación Agroalimentaria de UGT en Castellón. 

Los collidors saldrán menos días al campo y eso se notará en sus ingresos. De hecho, las primeras estimaciones que maneja UGT hablan de unas pérdidas que superarán los 30 millones de euros solamente en salarios, teniendo en cuenta que cada recolector percibe, según convenio, 66 euros brutos al día.

El personal fijo discontinuo (que es la mayoría en Castellón) verá mermados sus ingresos y la contratación de trabajadores eventuales caerá a la mínima expresión. «Prácticamente este año no harán falta, ya que cooperativas y comercios tendrán suficiente mano de obra con los fijos discontinuos y la contrataciones serán residuales», añade Serra.  

Donde también auguran que las contrataciones caerán en picado es en las empresas de trabajo temporal (ETT). «La campaña se prevé con menos personal que otros años. Tenemos almacenes que en temporadas anteriores hacían dos turnos y nos solicitaban 35 personas y este año nos han comentado que pondrán solo un turno y que, posiblemente, no necesiten personal», apuntan desde el grupo Noa’s que añaden que otros almacenes «solo solicitan carretilleros para hacer bolsa para cuando comience la campaña». 

Compartir el artículo

stats