Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercado

El limón sudafricano inunda los supermercados de Alicante mientras el español se queda en el árbol

Asaja denuncia la comercialización en las principales cadenas de fruta con químicos prohibidos a los agricultores locales y en algunos casos haciéndola pasar por producto nacional

Imagen de la recolección de limones en la huerta y campo de la Vega Baja, principal zona productora de España..

Las principales cadenas de supermercados de la provincia han inundado en las últimas semanas sus secciones de frutas y verduras con limones procedentes de Sudáfrica. Su calidad es ínfima, mientras los limones de la provincia de Alicante, principal zona productora de España, con uno de los limones en la vanguardia de calidad internacional, maduran en los árboles sin precio y en algunos casos ya están superando el calibre mínimo para su comercialización. El presidente de Jóvenes Agricultores Asaja de Alicante, José Vicente Andreu, señaló a 'Información', periódico que pertenece al mismo grupo que este diario, que muchos de los productos químicos que se utilizan como conservantes y fungicidas para que esos limones sudafricanos lleguen a los mercados europeos no están permitidos a los productores españoles. Pero el convenio comercial entre la Unión Europea y Sudáfrica, que sobre todo beneficia a Alemania y Holanda -y en nada a España-, permite la entrada de estos productos en la UE

Las sustancias químicas se utilizan para que el limón soporte el transporte marítimo de un mes desde su recogida en el país africano hasta que llega al mercado español. Además de su tratamiento con conservantes, su comercialización en Europa deja una enorme huella de carbono en el medio ambiente: la del combustible necesario para su transporte a los puertos sudafricanos y después su largo viaje marítimo. El resultado es que un consumidor de Alicante puede estar comprando una fruta recogida del árbol hace más de dos meses. Y lo que es peor, desconocer que no es un producto español. Porque en algunos casos, tal y como denuncia Asaja y pudo comprobar este diario ayer en un céntrico supermercado de Torrevieja, del etiquetado de una bolsa de limones ha desaparecido el origen sudafricano, pero sí constan los mismos aditivos y conservantes que solo están permitidos en Sudáfrica, y no a los productores españoles, además del nombre del mismo distribuidor murciano. Lo que hace sospechar a Asaja que está modificando a última hora el etiquetado de forma irregular para que el comprador no rechace la mercancía. En la lista de componentes impronunciables que aparece en una fruta que solo debería contener la fruta, aparecen tratamientos con compuestos químicos fungicidas como el imazalil, pirimetanil y tiabendazol, además de ceras E904 y E914. 

Asaja denuncia a la vez que cuando el enorme stock de limón sudafricano se agote -con mercado en España porque llega antes de las primeras cosechas de mediados de septiembre-, intermediarios y cadenas de supermercados comenzarán a rebajar el precio del producto porque comenzará a entrar limón de Alicante. El limón sudafricano se ha llegado a comercializar a 2.40 euros el kilo mientras que el de la provincia apenas alcanza los dos euros pese a ser mucho más fresco, contar con un uso mucho más discreto de productos químicos -autorizados- y ser de gran calidad. José Vicente Andreu lamenta que las cadenas de supermercados, las más conocidas entre el público, hagan alarde de valorar el producto local mientras con el caso del limón sudafricano estén obteniendo un enorme margen de beneficio. Incluso algunas de ellas han expresado públicamente con comunicados su apuesta por la fruta de la provincia de Alicante, «algo que no están cumpliendo» según afirma el presidente de Asaja.

Entre tanto los agricultores locales están ahora sufriendo por si la compra de su producción llegará a tiempo de lograr algún beneficio o, al menos, no perder.  El mismo caso del limón se está repitiendo con la naranja. La cadena de supermercados con mayor penetración el la provincia de Alicante, según Asaja, está comercializando naranjas sudafricanas como producto nacional.

Compartir el artículo

stats