Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pensiones

¿A qué edad se jubilan los trabajadores españoles?

Los españoles se retiran del mercado laboral un año más tarde que hace 15 años

Jubilados en el paseo marítimo de Barcelona. MANU MITRU

La reforma de las pensiones impulsada por el ministro José Luís Escrivá entra estos días en su fase decisiva en el Congreso. Después de superar su primera y más importante prueba de fuego, el PSOE Unidas Podemos han conseguido atraer a ERC PNV al acuerdo y tienen atadas las mayorías suficiente para sacar adelante la norma. A falta de fecha definitiva para el pleno del Congreso, si no se rompe esa mayoría la 'reforma Escrivá' tendría el éxito parlamentario garantizado.

Uno de los pilares de la reforma es reformular el sistema de incentivos y desincentivos para alargar la vida laboral de los españoles. Pues el Gobierno entiende que para garantizar la viabilidad del sistema público -y en tanto que los pensionistas cada vez viven más años-, es preciso que los españoles trabajen más años. Una de las vías que históricamente se ha empleado para amortiguar el mayor gasto en pensiones fruto de la mayor esperanza de vida ha sido alargar la edad legal de jubilación. Actualmente esta está en 66 años y la previsión es ir aumentarla progresivamente hasta llegar a los 67 años. No es esta la vía que contempla la actual reforma, cuyo objetivo es aproximar la edad a la que legalmente se deberían jubilar los trabajadores españoles con la edad a la que efectivamente se jubilan, teniendo en cuenta que parte de la población accede a una prejubilación.

Actualmente la edad efectiva de jubilación está en España en los 64,6 años; unos dos por debajo de la legal; según datos de la Seguridad Social. La voluntad de la 'reforma Escrivá' es generar una serie de incentivos para que la gente trabaje más años si quiere cobrar más pensión y una serie de desincentivos para que salga menos rentable jubilarse antes de la edad legal. En esa ecuación, la 'zanahoria' que introduce la reforma en curso es un plus del 4% más de pensión por cada año que el trabajador posponga el retiro. Antes dicho premio era del 2%. O el trabajador también puede escoger, como alternativa, concentrar ese extra en un pago único. Un cheque de menor importe, si se compara con el dinero extra a cobrar durante los años de jubilación, y cuyo importe será de entre 4.786 y 12.060 euros por cada año más trabajado.

Y dentro del sistema Escrivá, el 'palo' consiste en aumentar los coeficientes reductores a aplicar sobre el importe de la pensión. El jubilado cobraba menos pensión si se jubilaba antes y ahora cobrará un poco menos cuanto antes se prejubile. Antes dichos coeficientes se calculaban cuanto bajaba la pensión eran trimestrales y ahora son mes a mes y más altos al principio. Lo que empuja a retrasar, como mínimo unos meses, la prejubilación. También suben ostensiblemente las penalizaciones para las prejubilaciones entre los trabajadores con salarios más altos, pero estas no entrarán en vigor hasta el 2024 y lo harán gradualmente.  

A expensas de que en la estadística se visibilice el potencial impacto de la 'reforma Escrivá', la edad media a la que se jubilan los españoles ha ido aumentado en los últimos años. Actualmente está en 64,6 años, cuando hace tres lustros, en el 2005, estaba un año por debajo, en los 63,6 años.

Compartir el artículo

stats