Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transportes

El Aspirino ya circula a 200 km/h por los túneles de la Variante de Asturias

Adif ya elabora el cuadro de velocidades máximas para cada punto del trayecto, que dependerán de factores como el trazado o el tipo de convoy

El tren laboratorio Aspirino, el pasado 20 de septiembre, en La Robla (León), minutos antes de iniciar el primer viaje en pruebas por la variante de Pajares.

El tren BT laboratorio que protagoniza las primeras pruebas en la variante ferroviaria de Pajares ya circula a 200 kilómetros por hora por los túneles de la futura línea de alta velocidad a Asturias. “La fase de pruebas que se ha desarrollado hasta ahora (auscultación dinámica y geométrica) no precisa desarrollar velocidades superiores a 200 kilómetros por hora”, señaló el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), que aún desconoce cuál será velocidad de circulación en la Variante. El cuadro de velocidades máximas está aún en proceso de elaboración.

La velocidad de circulación se determina mediante un “procedimiento complejo”, en el que intervienen e influyen “múltiples factores”, reveló Adif. Algunos de esos factores son: el trazado geométrico de la línea, las secciones de los túneles, la tipología de aparatos de vía, tipología de la línea aérea de contacto (catenaria), las características de las instalaciones de señalización y las distancias de frenado.

“En función de todos esos factores, la velocidad máxima de circulación, que depende también de cada tipo de tren, se plasma en un cuadro de velocidades máximas, que en el caso de la variante de Pajares se encuentra en proceso de elaboración”, apuntó Adif. “Una vez aprobado ese cuadro, estará establecida la velocidad máxima de circulación en cada punto del trazado”, añadió.

La variante de Pajares está diseñada para velocidades de hasta 300 kilómetros por hora, según revelaron a este diario técnicos de Adif. Y el material móvil (los trenes) que cubrirá la línea Gijón-Madrid podrá alcanzar más aún, hasta 330 kilómetros por hora, según señaló hace dos meses la ministra de Transportes, Raquel Sánchez. Pero es casi seguro que esas velocidades nunca se alcanzarán en el interior de los túneles de Pajares.

El administrador ferroviario estima que la instalación de la catenaria finalizará en el verano de 2022

decoration

Es “muy probable” que se puedan alcanzar los 250 kilómetros por hora, aventuraron fuentes del administrador ferroviario. Ni el hecho de que el trazado sea subterráneo, ni la existencia de desvíos provocará mermas en la velocidad (en los túneles de Guadarrama los trenes circulan a 300 kilómetros por hora). Aunque quizá sí obligue a avanzar más lento el triple hilo (con ancho AVE y Renfe), desplegado en la vía Este. En la vía Oeste habrá ancho Renfe con traviesa polivalente (preparado para cambiar a ancho AVE), lo que permitirá desarrollar las velocidades máximas establecidas ya desde que la Variante abra a la circulación comercial.

Mientras tanto, continúan las pruebas de circulación entre La Robla y Campomanes (Lena), protagonizadas por el tren conocido popularmente como Aspirino porque sus colores –blanco y verde– son idénticos a los del medicamento. En la actualidad se siguen desarrollando tareas de auscultación dinámica de la vía, tras haber finalizado con éxito las de exploración geométrica del trazado.

La auscultación geométrica, que comenzó a realizarse el pasado 20 de septiembre con el viaje inaugural del tren laboratorio, sirvió para medir parámetros como la nivelación longitudinal, el peralte, el alabeo y el ancho de vía. No se observaron defectos en el trazado. En la actualidad, ya con equipos diferentes a los que se utilizaron en la primera fase, se desarrollan los trabajos de exploración dinámica de la vía, en los que se registra la respuesta de los trenes al interaccionar con la vía, midiéndose las distintas aceleraciones percibidas en su interior, para conocer los defectos que pueden afectar al confort de la marcha.

En la Variante aún quedan muchas pruebas por superar, ya que estas no se realizan solo sobre las vías, sino sobre todos los subsistemas (catenaria, instalaciones de seguridad...), y para un mismo subsistema pueden ser de varios tipos (como ejemplo, la recogida de datos geométricos y dinámicos en la vía).

¿Cuánto durarán las pruebas? Hasta que la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) las dé por superadas y autorice la circulación comercial. El Ministerio de Transportes no ha querido nunca aventurar cuánto tiempo durarán los ensayos en la Variante (sí lo hizo en otros tramos). Por lo visto en anteriores trayectos de alta velocidad, pueden durar desde seis meses hasta más de dos años. No obstante, en la 'Declaración sobre la red 2021' Adif incluyó el calendario previsto para este ejercicio y el siguiente de todos los proyectos de alta velocidad, en ejecución, redacción o proyecto. Y, como avanzó La Nueva España el pasado mes de junio, según ese documento, el año que viene seguirán los ensayos en la Variante y se abrirá el expediente de puesta en servicio, paso previo al inicio de la circulación comercial.

Aspirino, tren de tracción diésel, será sustituido en el futuro por unidades eléctricas. Pero para ello será necesario que finalice la instalación de la catenaria y los sistemas asociados, que se ejecuta en la actualidad. La fecha estimada para su conclusión, según ha revelado Adif, es el verano de 2022. Pero el administrador ferroviario podría adelantar el inicio de las pruebas si concluye antes de esa fecha la instalación de la catenaria en uno de los sentidos.

La Variante está diseñada para que los trenes circulen a 300 km/h, pero quizá no superen los 250 km/h

decoration

Expertos en materia ferroviaria apuntan que, una vez que esté instalada la catenaria, llegarán a Asturias los mismos trenes que realizaron las pruebas en el tramo Pedralba-Orense del AVE a Galicia, cuya apertura a la circulación comercial será el próximo 21 de diciembre. En ese tramo, los trenes de prueba empezaron a maniobrar el pasado mes de abril. Se utilizaron el tren laboratorio Séneca y convoyes Talgo de la serie 730, con los que Adif inició la primera fase de las pruebas del sistema de control de tráfico y protección del tren ERTMS Nivel 2 (el sistema de gestión de tráfico más avanzado que existe en la actualidad), que “aumentará la capacidad, fiabilidad y disponibilidad de las instalaciones, permitiendo una explotación más eficiente del tramo”, según Adif. Es el mismo sistema que se instalará en la Variante.

El dispositivo desplegado en el tramo Pedralba-Orense fue un sistema interoperable de supervisión permanente del tren, según el estándar europeo. La comunicación entre las instalaciones de vía y los equipos embarcados en los trenes está basada en el sistema radio GSM-R (digital inalámbrico), que provee a los trenes de radiotelefonía y línea de datos.

La circulación del Séneca en Pedralba-Orense estuvo precedida por un tren diésel BT como el que ahora opera en la Variante, que también circuló allí a velocidades de hasta 200 kilómetros por hora, al tiempo que realizaba auscultaciones de vía. “Aspirino” tiene el récord mundial de velocidad con tracción diésel: alcanzó los 256,38 kilómetros por hora el 12 de junio de 2002, en el kilómetro 402,2 de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona-Frontera francesa, entre las localidades de Ballobar (Huesca) y Montagut (Gerona).

Fabricado en Alemania, tiene un “hermano mellizo” fabricado en España. Ambos lleva 19 años auscultando las vías de alta velocidad españolas. “Aspirino” se diferencia de su “hermano” en que incluye una serie de comodidades –por ejemplo, coche laboratorio con aseo– que le permiten funcionar como tren corporativo para viajes oficiales y visitas a las líneas de construcción. De ahí que fuera elegido para el viaje del 20 de septiembre en la Variante, en el que participó una veintena de personas; entre ellas, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y Asturias, Adrián Barbón.

Compartir el artículo

stats